Emular a Nuevo México por una educación gratuita

Emular a Nuevo México por una educación gratuita 20 de septiembre de 2019

Ethan Tejón Herrera*

Chihuahua, Chih.

Nuevo México quiere pagar la matrícula de 55,000 estudiantes al año sin importar su nivel de ingresos o su estado migratorio para que puedan estudiar en cualquiera de los 29 centros de educación pública superior en el estado.

Ojalá en México pudiera ser igual, nosotros también tenemos los recursos para llevar a cabo semejante proyecto, Nuevo México es uno de los estados más pobres de la Unión Americana y aun así lo quiere hacer, en cambio ¿Nosotros que estamos haciendo para apoyar a nuestros jóvenes?

La gobernadora del estado, la demócrata Michelle Lujan Grisham anunció el miércoles 18, en la ciudad de Albuquerque, el plan New Mexico Opportunity Scholarship en medio de la Cumbre de Educación Superior de Nuevo México 2019, que tuvo lugar en un colegio comunitario, el Central New Mexico Community College.                                                                                                   

Este proyecto de contar con el suficiente apoyo legislativo pasaría a convertirse en ley en tanto la legislatura del estado es de mayoría Demócrata.      

Nuevo México se uniría a 20 estados con programas similares incluyendo Oregon, Tennessee y a Nueva York con su programa New York Excelsior Scholarship que apoya a matricularse a familias que ganan hasta 125,000 dólares.

Sin embargo la propuesta de Nuevo México va más allá de cualquier otro estado ya que ésta va encaminada en exención de tarifas relacionadas a la matriculación universitaria con una extensión de entre dos a cuatro años, incluso también aplicará para adultos que deseen volver a sus estudios.                                                         

La propuesta de Lujan Grisham es tal como ella lo dijo a The New York Times “un cambio de juego absoluto”, apoyando a estudiantes independientemente de su nivel de ingresos familiares, en un estado donde el ingreso medio del hogar es de 46,744 dólares comparado con el promedio del ingreso nacional de 60,336 dólares, colocando a Nuevo México como uno de sus estados mas precarios.

El plan cubriría la matriculación estudiantil, pero no se haría cargo de costos adicionales causados por el estudiante tales como la compra y adquisición de material escolar como libros de texto y útiles, cuidados infantiles para hijos de alumnos y alimentación entre otros.

Este ambicioso plan cuenta con una meta fijada para beneficiar a 55,000 estudiantes al año con un costo anual de 25 millones a 35 millones de dólares de acuerdo con el Departamento de Educación Superior de Nuevo México.

En este estado del sur estadounidense los costos para matricularse son elevados; podemos partir con el ejemplo de su universidad estatal, la New Mexico State University o NMSU que cuenta con un costo de 7,500 dólares al año para residentes del estado y en los colegios comunitarios o Community College donde se encuentran las carreras técnicas, su costo remata en 3,000 dólares al año.

La manera en la que este estado, gobernado por una mujer de tendencia liberal y progresista, busca realizar este proyecto es financiándolo a través de los ingresos de la producción petrolífera en su frontera con Texas.

México cuenta con muchas más reservas de petróleo y un ingreso superior al de un estado relativamente pequeño como Nuevo México, sin embargo ha sido incapaz de lograr, o al menos intentar, consumar un proyecto de esta envergadura, destinado apoyar a la educación de nuestros jóvenes y el abrirles camino para conseguir más y mejores empleos mejor pagados gracias a su preparación académica.                                                  

Podemos aprender mucho de la lección de Nuevo México.

Power Gym