Sin freno la ultraderecha

query_builder 27 de diciembre de 2018
Durango, Dgo.

Además de la tragedia que en sí representa el fallecimiento de la pareja gobernante en Puebla, del senador y ex gobernador poblano, Rafael Moreno Valle, y su esposa, la gobernadora, Martha Érika Alonso, en un accidente que de manera natural deberá -y así es en todos los casos, en los que aeronaves sufren este tipo de percances, debido al interés financiero y de todo tipo de los fabricantes y de los usuarios, además del involucramiento de las autoridades aéreas internacionales- ser investigado exhaustivamente, no sólo por las autoridades federales -la recién remodelada PGR, ahora bautizada como FGR- sino las norteamericanas y las internacionales aéreas.

De ese modo, analizada fríamente la ruta a seguir en tan lamentable accidente, y digámoslo sin ánimo confrontador, para sus familiares, allegados y seguidores, y no así para sus adversarios políticos, la realización de una pulcra investigación sería el mejor de los antídotos a las más lamentables expresiones fundamentalistas desatadas, sobre de parte de las posturas más conservadoras y reaccionarias de la sociedad mexicana.

A esas las alientan acciones como la del periodista Pedro Ferriz de Con, quien sin ningún escrúpulo “subió” a las redes sociales un video tomado a raíz de un accidente acaecido en Ucrania en 2004, al que etiquetó como la evidencia del muy probable atentado, cometido por López Obrador, como causa del accidente del helicóptero en el que viajaban los políticos poblanos.

No había transcurrido ni siquiera una hora y ya corría tal versión.

No están lejos de esas reacciones amplias capas del panismo, y no sólo poblano, que en pleno sepelio de los Moreno Valles-Alonso le gritaron a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el gravísimo calificativo de “asesinos”.

Semejante clima de encono político en entidad llegó a niveles verdaderamente preocupantes. De ninguna manera se le puede atribuir a quienes fueron víctimas de la primitiva forma de gobernar de Rafael Moreno Valle, cuyo arribo a la gubernatura podía sentirse -a pesar del accidentado proceso electoral que le permitió acceder a la gubernatura- como un atenuante del inmenso sufrimiento de la sociedad poblana al que la habían sometido los gobernantes anteriores, todos emanados del PRI.

No fue así, al contrario, el tercero de los Moreno Valles sometió a los poblanos a excesos de todo tipo, al tiempo que usaba los recursos del gobierno estatal para alentar sus pretensiones presidenciales. Al no colmarlas, negoció con Ricardo Anaya que su esposa fuera la candidata al gobierno de Puebla, quien obtuvo su triunfo mediante un inmenso fraude, avalado por los tribunales electorales.

Así, convertidos en gobernadora, ella, y su esposo en senador, éste se erigió en el más natural de los aspirantes de la extrema derecha a la candidatura presidencial del 2024. Su fallecimiento tendrá serias repercusiones al interior del PAN.

Hoy todo es historia y la clase política se apresta a afrontar un proceso electoral extraordinario -que puede realizarse a más tardar en mayo del año entrante- en el que, desde ya, puede ubicarse a la candidatura de Morena como la más viable triunfadora, debido, sobre todo, a que la candidatura del PAN ya no tendrá el respaldo -ilegal- del gobierno de Puebla pues el gobernador interino, que deberá nombrar el Congreso local en los próximo días, con toda seguridad no será panista pues la mayoría legislativa la posee el partido de López Obrador.

De ahí que no sean tan inocentes las acusaciones en contra del gobierno del tabasqueño; deberán ubicarse, por desgracia, ya, en la disputa por el gobierno poblano, dada la importancia -de todo tipo- que generaría el hecho de que Morena se alzara, también, con esa gubernatura.

No es menor el hecho, el partido gobernante poseería las gubernaturas de Morelos, Ciudad de México, Veracruz, Tabasco y Puebla, lo que conformaría un polo político en el centro del país inmensamente poderoso, en espera de los próximos procesos electorales para intentar obtener las gubernaturas en juego entre 2019 y 2021.

No será un proceso fácil. Y así lo advirtió López Obrador, quien señaló que las acusaciones provienen de los “grupos neofacistas, que están muy enojados por el triunfo de nuestro movimiento y tratan de mancharnos, tratan de afectarnos, pero no lo van a lograr”.

[email protected]; Blog: luisjaviervalero; Twitter: /LJValeroF; Facebook: Aserto