Feria Juárez 2022
¿Simbiosis PRI-PAN en curso? ¿Sólo ellos?
Sin Retorno

¿Simbiosis PRI-PAN en curso? ¿Sólo ellos? 29 de mayo de 2022

Luis Javier Valero Flores

Chihuahua, Chih.

Simbiosis: “Asociación de individuos animales o vegetales de diferentes especies, sobre todo si los simbiontes sacan provecho en común”: Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

Al tiempo que el domingo de la próxima semana se efectuarán las elecciones para elegir a los gobernadores de 6 entidades (Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas) se está presentando -con distintos ritmos y grados- una simbiosis, aparentemente imparable, entre los principales partidos de la oposición en México, PRI y PAN, y de un acelerado proceso de asimilación al gobierno de Morena de no pocos políticos.

La decisión de buscar la alianza para enfrentar juntos la próxima elección presidencial se ha convertido en una especie de “visa” para que, sobre todo en los estados en los que son gobernadores miembros de alguno de los partidos opositores, y especialmente en los que los mandatarios provienen del PAN, emigren una buena cantidad de priistas de los de los primeros niveles, pero más de quienes militaron o participaron en las estructuras gubernamentales de los niveles subalternos, a las administraciones gubernamentales del blanquiazul.

declinacion.001.jpeg

Eso ocurre precipitadamente en Chihuahua, en la que, ya desde a finales de la campaña pasada se daba ese proceso, precedido de un intenso cabildeo durante el final del gobierno de Javier Corral, para postular un solo candidato y que, paradójicamente, fue obstaculizado por el mismo paseño cuando se percató que la candidatura de Maru Campos era inminente.

Al final, la candidata del PRI, Graciela Ortiz, declinó su candidatura  en favor de la actual gobernadora. Les funcionó.

Ahora, la simbiosis local se ha acelerado, a grado tal que, no solo se sumaron alegremente un buen número de priistas a los puestos de gobierno, en todos los niveles, sino que ya cabildean la definición de todas las candidaturas del 2024.

Ese proceso se está presentando con distintos ritmos en las entidades en las que habrá elecciones el próximo domingo, en las que el factor principal, determinante del ritmo, lo es el grado de entendimiento alcanzado que se reflejó en la conformación, o no, de la alianza respectiva.

En ellas se vaticina que el bloque gobernante triunfará en 4 (Hidalgo, Oaxaca, Q Roo y Tamaulipas); en otra, Aguascalientes, la alianza opositora triunfará, y en Durango, todavía a estas alturas, hay coincidencia generalizada, en las encuestas y analistas, que el resultado es incierto, aunque la mayoría se pronuncia por una ligera ventaja de los opositores al gobierno de AMLO.

mapa2022.001.jpeg

Deberá anotarse que la empresa Demoscopia le acredita a Morena el total de las entidades en juego, con encuestas del 26 de mayo, aunque con una diferencia de 1 punto en el caso de Aguascalientes y Durango. En este caso, De las Heras-Demotecnia reportó la ventaja de los opositores por 5 puntos en la última encuesta.

En el bloque oficialista (Morena, PT y PVEM), los problemas -y la simbiosis respectiva- para unirse son menores y no los determina, obviamente, la desventaja electoral pues Morena y aliados, en prácticamente todos los lugares, tienen niveles ganadores y/o competitivos, y solo excepcionalmente -por lo menos para estas elecciones- están en franca desventaja en las preferencias electorales.

Como siempre, priva, tanto para el oficialismo, como para la oposición, la máxima política, aquella de que no hay nada mejor que los una, que no hay mejor cemento, que el ejercicio del poder.

Pero la Alianza Va por México (VaXMx), y puede ser un antecedente digno de tomar en cuenta para el ’24, sí presentó un solo candidato en 4 de las 6 entidades; solo en dos, en las que siempre se supo que estaban en franca desventaja (Oaxaca y Quintana Roo) no lo hicieron.

A su vez, el bloque oficialista, también en dos entidades no conformaron la alianza completa (En Aguascalientes Morena se fue solo, y en Hidalgo, el PVEM postuló a su propio candidato). 

Esa “división”, aparentemente, no tendrá consecuencias, o quizá sí, si las preferencias se aprietan y entonces el hecho de no conformar la alianza gubernamental les pesará pues la votación de PT-PVEM, según Demoscopia, es del orden de los 5 puntos, suficientes para superar a la VaXMx.

Así, en Aguascalientes la Alianza Va por México (VaXMx) sí se conformó, al contrario del bloque gubernamental en el que Morena va solo, en tanto que el PT y PVEM van aliados. 

Las consecuencias de tal quebranto para Morena podrían ser menores pues ahí, a pesar de que disminuyó la ventaja de sus adversarios, éstos podrán alzarse con el triunfo, según la mayoría de las encuestas.

Ahora bien, la decisión del partido Movimiento Ciudadano (MC) de postular a sus propios candidatos, sin aliarse en un solo lugar, sí pudo convertirse en el factor decisorio en Aguascalientes, Durango y Tamaulipas, de resultar ciertas las encuestas que muestran diferencias menores.

En todos los casos, el porcentaje de MC ronda del 5 al 6% de las preferencias, salvo en Quintana Roo, que rebasa los 15 puntos, que podría explicarse por las características del candidato, José Luis Pech, senador de Morena, quien decidió aceptar la propuesta emecista. No le alcanzó.

En Durango los bloques sí se conformaron, con diferencias mínimas dependiendo de las encuestadoras y MC con su promedio; en Hidalgo, sí hay candidato de VaXMx y de Morena, aunque éste sin el PVEM. 

En tanto, en Oaxaca, el PAN lanzó una candidatura solitaria, con cifras menores -5 o 6%- y PRD y PRI su propia candidatura, aunque aún si hubiesen postulado una sola candidatura, no serían competitivos frente al bloque oficial que aquí sí van juntos.

Cosa semejante ocurre en Quintana Roo, aunque en esta entidad el PRI decidió postular a su propia candidata que, al igual que las otras candidaturas en este estado, provienen de las familias hegemónicas (todas priistas) que se han transmitido el poder local en las últimas 4 décadas.

La otra entidad en la que se conformaron los dos bloques que previsiblemente competirán en las elecciones presidenciales del ’24 es Tamaulipas, aunque ahí el total de las empresas encuestadoras prevén un triunfo inobjetable del oficialismo. 

Ahí hay algunos analistas que prevén una posible participación del crimen organizado, dados los antecedentes, tanto de un bloque, como del otro y señaladamente de un personaje -Sergio Carmona-, empresario y presunto operador financiero del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Tamaulipas. 

“Su poder económico le permitió relacionarse con políticos de Morena, como el alcalde de Ciudad Victoria, Eduardo Gattas, con quien mantuvo una relación cercana tiempo antes de que se realizaran las elecciones del pasado 6 de junio. Gattas, al igual que el diputado federal Erasmo González Robledo (Morena, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados), fueron sorprendidos utilizando camionetas de lujo con valor de aproximadamente un millón de pesos. Cuando se les cuestionó al respectó, aseguraron que no eran de su propiedad, pues formaban parte del patrimonio de la empresa Grupo Industrial Permart SA de CV, la cual es propiedad de Carmona Angulo”. (Nota de la redacción, Infobae, 23/XI/21).

“… desde 2018 (Carmona) fue denunciado por integrantes de Morena debido a la supuesta financiación de varias campañas políticas desde ese año, como la del diputado federal Erasmo González Robledo, ()… quien invitó a Carmona Angulo a su segundo informe de actividades en 2020, evento en el que estuvo sentado en primera fila”. (Ibídem).

premiados.001.jpeg

Pero el proceso simbiótico abarca a los dos bloques en pugna.

En la mitad de las entidades en disputa el próximo domingo, los candidatos de MORENA tienen el antecedente de una luenga militancia en el PRI (Durango, Hidalgo y Tamaulipas); mientras que en los otros tres tienen raigambre morenista. De ellos, dos fueron fundadores del partido en el gobierno (Nora Ruvalcaba, Aguascalientes, y Salomón Jara, Oaxaca) y Mara Lezama (QRoo, actual alcaldesa de Cancún) ingresó a Morena en 2015.

Quizá por la cercanía apreciemos mejor el proceso en Durango, aunque muy probablemente ahí se esté dando con mayor profundidad que en el resto del país, la novedad es que el proceso simbiótico abarca a ambos bloques.

La candidata de Morena (Marina Vitela) fue, durante largas décadas, cercana colaboradora del candidato de la alianza VaXMx (Esteban Villegas), incluso, cuando éste fue el presidente estatal del PRI, Vitela fue la Secretaria General.

Sin duda alguna que el factor desencadenante para ese proceso fue el avasallador triunfo de López Obrador en 2018, al que se sumó el rápido acuerpamiento de muchos priistas al gobierno de la 4T, en todos los niveles, hasta el extremo de que algunos ex gobernadores aceptasen embajadas y consulados, representando al gobierno de México, en lo que ha sido visto por muchos como el súmmum del oportunismo que caracterizó a muchos de los integrantes del partido, que lo fue casi todo a lo largo de casi un siglo.

Hoy contribuye con la mayor tajada a la simbiosis de la clase política que hayamos visto; da y presta a los bloques político-partidarios del México de nuestros días.

¿Podrá resistirlo y no morir en el proceso? Tendremos tiempo y vida para verlo, por lo pronto, de ganar la VaXMx en Durango, obtendrá algo del oxígeno que necesita, su principal adversario a lo largo de medio siglo, el PAN, le habrá proporcionado el boca a boca tan necesario.

Y si faltaran elementos para explicarnos los dos procesos simbióticos, bástenos con saber que la clase política, hace rato, perdió todo rumbo político-ideológico; les da lo mismo un partido que otro y, también, los gobiernos, sean de unos y otros.

Al cabo que, como lo dijo el presidente, el neoliberalismo es poquito malo; lo acepta si viene sin corrupción 

¿Pues qué no nos pregonó, durante años, que la corrupción era consustancial al neoliberalismo?

Y si eso es así ¿Qué de malo tiene que los políticos transiten de un partido a otro?

No, po’s nada, al fin y al cabo que los resultados son los mismos: Un tremendo fracaso, en todo.

Aunque haya algunas cosas que deban reconocerse, como las becas a senectos, jóvenes y estudiantes, el resto es deplorable.

[email protected]; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF

Fuente de citas hemerográficas recientes: Información Procesada (INPRO)

Luis Javier Valero Flores

Director General de Aserto. Columnista de El Diario