Se compromete Corral a construirle estadio a su Secretaria de Economía
Sin Retorno

Se compromete Corral a construirle estadio a su Secretaria de Economía 10 de junio de 2019

Luis Javier Valero Flores

Chihuahua, Chih.

Luego de que el Director Técnico del equipo de la Liga Mx, Lobos BUAP-Puebla confirmara la noticia que había sido comprado por los propietarios del equipo Bravos de Juárez, cuya principal propietaria es la aún Secretaria de Innovación y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado, Alejandra de la Vega, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, amigo desde la juventud de la empresaria, anunció que su gobierno tenía un “gran” compromiso, el de la construcción de un estadio de futbol, si es que se confirmaba la noticia.

En el curso de una conferencia de prensa, celebrada en Juárez, Javier Corral dijo que “Si eso se confirma, que Bravos se convierta en equipo de Primera División, que viene la Primera División a la frontera, eso nos obliga a pensar, nuevamente, en ejecutar, de forma inmediata, en un nuevo estadio para Ciudad Juárez, en una asociación público-privada, que llame a un esfuerzo conjunto de gobierno, empresarios, aficionados, para darle a esta ciudad un nuevo estadio”.

De concretarse ambas noticias, y de realizarse la construcción del estadio bajo esas condiciones, sería la obra pública más importante -por su cuantía- del gobierno del Nuevo Amanecer en la frontera, no obstante los enormes rezagos, de todo tipo, a los que debiera afrontar el gobierno de Corral.

Peor aún, y al parecer ni siquiera les pasa por la mente que están impedidos, por ley, a realizar obra alguna que beneficiara a algún funcionario del gobierno estatal, está prohibido expresamente, a menos, claro está, que le den una vuelta a la ley y la Secretaria de la Vega renuncie a su cargo, en espera que el gobierno de su amigo le ayude a construir un nuevo estadio.

De ese modo, estaremos, nuevamente, frente al más repudiable de los actos de gobierno, poner los recursos públicos en favor de los negocios de los particulares, agravado porque, como en este caso, el beneficiario no sólo es el empresario sino que, además, es funcionario del primer nivel del gobierno que pudiera desembolsar ingentes cantidades en favor de la empresaria-funcionaria.

Power Gym