Platón

Platón 9 de octubre de 2019

Francisco Flores Legarda

Chihuahua, Chih.

La república, libro tercero.

414 C. 4166.

Dijo Platón hace 2,400 años:

Sois hermanos, por tanto, cuantos habitéis en la ciudad… sois hermanos en los que los dioses hicieron entrar oro al formar a los destinados al gobierno, plata al preparar a los auxiliares (guardianes de la ciudad), y bronce y hierro, al hacer surgirá los labradores y demás artesanos…

“Y les ordené igualmente… le prodiguen la educación que corresponde a un guardián en el primer caso a la que se da a los auxiliares en el segundo, puesto que, según la predicción de un oráculo, la ciudad será destruida cuando la vigile un guardián de hierro o de bronce” la clave está en la educación, combinada con la disposición de servir a los demás.

Tomas Moro, utopía.

p. 36,37

Más tarde Tomas Moro (nacido en 1478 en Londres, 1535) opina sobre el tema los guardianes de la ciudad, en esta estructura social medieval y al  servicio de los nobles (hoy los malos políticos) “… que no se contentan viviendo en la malicie, gozando del trabajo de los demás, sino que esquilman a sus colonos para aumentar la renta de sus tierras porque no conocen otra economía.

Están rodeados  de una turba innúmera de perezosos que jamás tuvieron oficio alguno de que vivir.- son los guardianes de hoy, no guardianes de la ciudad, serían los de bronce y hierro-.

Por otro lado menciona que hay otra gente que estuvo de guardián de la ciudad -hombres de plata en cierta forma– al no poder sostenerla tiene que despedirlas;  y esta gente ¿Qué hace? Se convierten en ladrones, porque si no robaran, ¿Qué harían? ¿Y por qué otros no los ocupan? No se atreven a darles trabajo a los rústicos porque sabe que aquel que vivió en el lujo, la malicie y la pereza, que están acostumbrado a ceñir espada y a llevar el broquel, a mirar arrogantemente a su alrededor, a despreciar a todo el mundo, no será nunca capaz de manejar el azadón, y no servirá fielmente, cambio de un salario de labrador por eso el vaticinio de Platón:

Esta clase debe ser educada particularmente, porque en ellos reside la fuerza y el vigor de los guardianes de la ciudad.

Hay tanta relación entre los tímidos ladrones y los guardianes de la ciudad, que si no cuidas a los guardianes de la ciudad con una buena educación, no te faltaran los ladrones en sus calles, entonces está mal dicho fiscal de hierro. Hay que hablar de un fiscal argentífero, es decir de plata, educa para servir y cuidar de los otros estamentos de la ciudad. Propuesta.

Platón

Así dice el filósofo de la academia. “muy propio del filósofo es el estado de tu alma; la admiración, porque la filosofía no conoce otro origen que este…y el que quiera hacer filosofía o vivir de la política- en el contexto de Platón- tendrá que ser justo moderado, valiente y sabio. Y en el caso de los guardianes de la ciudad la justicia por la fuerza de la razón.

Propuesta

¡El estado mexicano debe ser liberador de su enorme energía sin excesos y si mitos!

Salud y larga vida

Profesor por Oposición de la Facultad de Derecho de la UACH

@profesor_F

Power Gym