PGR bloquea investigación sobre Odebrecht

Brasil bloqueó información de presuntos sobornos porque la PGR rechazó intercambiar datos Firmar el acuerdo es obligatorio para que México pueda utilizarlos, dice la fiscalía brasileña

*Tomada de La Jornada

query_builder 11 de octubre de 2018
Ciudad de México

La información que podría aclarar el pago de sobornos de Odebrecht a funcionarios en México está bloqueada en Brasil desde hace más de un año debido a que la Procuraduría General de la República (PGR) no quiere firmar un acuerdo para formalizar el intercambio de datos, señaló este miércoles el ministerio público brasileño.

En un escrito enviado a la Associated Press (Ap), el ministerio público brasileño explicó que rubricar el acuerdo es “obligatorio” para que México pueda utilizar la información aportada por ejecutivos de Odebrecht o testigos del caso, según los acuerdos de colaboración.

Las autoridades de Brasil argumentan que México no ha aceptado esta condición ni ha explicado las razones de su negativa, por lo cual “no están en posición de facilitar la información requerida”.

El 17 de septiembre pasado, La Jornada publicó que los retrasos en la entrega de información por parte de la fiscalía de Brasil han obstaculizado la consignación ante un juez de la carpeta de investigación del caso Odebrecht y que se impute el delito de presunto cohecho contra el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya.

A finales de 2016, la constructora brasileña reconoció ante la justicia estadunidense haber hecho pagos millonarios a altos funcionarios en varios países de América Latina. En el caso mexicano, Odebrecht confesó que pagó 10.5 millones de dólares en sobornos a funcionarios Pemex entre 2010 y 2014, recordó este miércoles Ap.

Por su parte, el coordinador general de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Christian Ramírez, informó a Reuters que México pretende cobrar una multa que le impuso a dos filiales de la empresa Odebrecht mediante el embargo de unos 30 millones de dólares que debe Pemex a la gigante brasileña.

Ramírez explicó que la forma más eficaz de cobrar las sanciones –que suman 56.8 millones de dólares– es el embargo por parte del Servicio de Administración Tributaria “en los próximos meses”.

Odebrecht dijo a Reuters que desde principios de 2017 formalizó su intención de colaborar con las autoridades.