COVID Juárez 20210406
Partidos intermediarios

Partidos intermediarios 30 de marzo de 2021

Francisco Flores Legarda.

Chihuahua, Chih.

“Me dicen que soy un estafador. 

Pues sí lo soy, pero un estafador sagrado”

Jodorowsky

El sistema de partidos en México no necesariamente tiene una amplia base activa dentro de la sociedad civil, el modelo del partido de masas ha decaído. 

Los partidos son intermediarios entre la política y la ciudadanía. Si hay apatía o desinterés por los asuntos públicos -que son los del Pueblo- es falla de los partidos, a veces. Esa función intermediaria de los partidos la acompañan empresas, gremios, iglesias y medios, de manera explícita o bajo cuerda. 

Entre lo convertido en dominio público o lo que queda en sigilo. Los financiamientos, publico y privado, la tecnología y la mercadotecnia, han retraído el contacto directo de los partidos con los ciudadanos. Pero un audio o un video no son un remplazo efectivo de ese contacto, sólo un escandaloso distractor.
Las cosas se han dispuesto en estas elecciones de verano, sin incluir en el juego la presidencia de la república, para que tengan una dimensión nacional. El hecho agrega un elemento adicional: el refrendo popular al actual gobierno de México. 

A estas alturas es innegable el avance del proceso de transformación y no enfrenta un proyecto novedoso de contraste. La oposición está tan desorientada que se ha puesto a disposición de un activista o empresario, quien lejos de ofrecer formalmente una plataforma ideológica, ha engatusado a los partidos en la asunción del fatalismo conservador. Esa es su oferta, la desesperanza y el miedo. Todo lo que difunden tiene el tufo del pesimismo.

El optimismo es de MORENA, a pesar de que no sea cabalmente consciente de ello. La fuente de su optimismo es Andrés Manuel López Obrador. En contra de ese optimismo, juega dentro de MORENA el difícil manejo del éxito, expresado en la lucha por los puestos. El proceso de las candidaturas para acceder a los gobiernos de Guerrero y Nuevo León, respectivamente, son elocuentes del daño que se puede autoinfligir ese partido.

Otro elemento por considerar es el peso de los poderes locales de carácter fáctico. Hasta qué punto aceptarían dichos poderes el avance MORENA en sus territorios, pienso en Aguascalientes y Nuevo León, para el caso.

Otro plano de aproximación es la autoridad electoral. Con una actuación letrista en los últimos días, el INE ha enfocado sus sanciones hacia MORENA. De hecho, el INE no siempre sigue la letra de la ley o, mejor puesto, se acomoda a su flexibilidad. 

Por ejemplo, durante años se hizo de la vista gorda en el tema de la sobrerrepresentación en el Poder Legislativo y apenas pone un correctivo cuando el año electoral está muy avanzado. Otra rudeza de la autoridad es la cancelación de candidaturas, cuando sabemos se dispone de un menú de sanciones a elegir. La multa ha sido la más socorrida.

Finalmente, como ha ocurrido en otras coyunturas electorales desde la época neoliberal, la indeseable comisión de la acción gansteril del crimen organizado, sobre todo a nivel municipal de algunas regiones, capturando los comicios para su beneficio. De esto está informado el gobierno y la SSPC es la encargada de reducir el daño que los delincuentes puedan hacerle al proceso.

Abrojo, cardo y espino, de lo que está lleno el camino.

Salud y larga vida

Profesor por Oposición de la Facultad de Derecho de la UACH

@profesor_F