¿Otra ‘Lucha’?

¿Otra ‘Lucha’? 23 de septiembre de 2019

Gerardo Cortinas Murra

Chihuahua, Chih.

Existen una gran cantidad de nombramientos en los que la perversidad política de Javier Corral (a) “El Inútil” es evidente y manifiesta. Quizá, el más significativo sea el nombramiento de ‘Lucha’ Castro como Consejera ‘Ejecutiva’ de la Judicatura del TSJ. Dicha designación constituye, sin duda alguna, un ejemplo del contubernio cuasi-criminal entre los tres Poderes Locales y el Poder Judicial de la Federación.

Lo anterior es así, ya que el Art. 107 de la Constitución Local ordena que la Judicatura se integre con cinco consejeros; dos de ellos (consejeros externos) deberán reunir los requisitos para ser magistrado del TSJ y “representar a la sociedad civil”.

Sin embargo, constituye un hecho notorio para la sociedad chihuahuense que ni ‘Lucha’ Castro, ni Joaquín Sotelo satisfacen esos requisitos constitucionales; así como tampoco que su designación sea fruto de un procedimiento de selección, en el que en igualdad de condiciones, hubiesen acreditado ser los abogados idóneos para ser miembros de la Judicatura.

Por tal motivo, su designación violentó el mandato constitucional que establece que los nombramientos de los magistrados (y de los integrantes de la Judicatura) “deberán recaer preferentemente entre aquellas personas que hayan servido con eficiencia, capacidad y probidad en la impartición de justicia o que se hayan distinguido por su honorabilidad, competencia y antecedentes profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica”.

Yo me pregunto: ¿Quién diablos podría afirmar que ‘Lucha’ Castro sea una abogada con una sólida reputación y honorabilidad profesional comprobadas? La respuesta es obvia: Solo el inútil de Corral y los diputados panistas de la pasada Legislatura.

Recordemos que en aquella ocasión, la designación de ‘Lucha’ fue posible gracias a una ‘chicana legislativa’, contenida en los artículos transitorios del decreto de reforma constitucional que crea la Judicatura. En dichos transitorios se señala un plazo común de 30 días tanto para “designar a los Consejeros de la Judicatura Estatal”, como para que el Congreso aprobara la adecuación legal.

Ahora, con la renuncia de ‘Lucha’ por “motivos de salud”, existe la posibilidad de que Javier Corral designe, de nueva cuenta -de manera unilateral y arbitraria- a la nueva Consejera ‘Ejecutiva’ de la Judicatura. Para evitar esa eventualidad, en días pasados presenté una Petición al Gobernador, en los términos siguientes:

“…apelo a su amplia experiencia legislativa para que previa a la designación de la nueva Consejera, se envíe una iniciativa de ley para adecuar la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo (LOPE), para el único efecto de que dicha designación sea fruto de una amplia consulta ciudadana, tal y como se establece en la Exposición de Motivos de la reforma constitucional en comento...”

“En efecto, la designación de ‘LUCHA’ CASTRO constituye un acto arbitrario y excesivamente discrecional, toda vez que, al día de hoy, la LOPE no establece el procedimiento para la designación de la Consejera ‘Ejecutiva’; así como tampoco la forma de acreditar los requisitos constitucionales que deben satisfacer las personas interesadas en ocupar dicho cargo”.

“Por otra parte, la designación unilateral de la Consejera ‘Ejecutiva’ (¿Mujer por cuestión de género?) constituye una grave violación de los derechos humanos de trato igualitario y acceso de la función pública en perjuicio del universo de abogados chihuahuenses, ya que se traduce en la imposibilidad, material y jurídica, para participar -en igualdad de condiciones- en el procedimiento de designación”.

“Por lo antes expuesto, reitero a Usted la siguiente Petición: Que previo al Acuerdo ejecutivo del nombramiento de la consejera de la judicatura, Usted envíe al Congreso Local, una iniciativa de ley tendiente a reglamentar el procedimiento de designación de la ‘consejera ejecutiva’, para dar cumplimiento cabal al espíritu de la reforma constitucional que nos ocupa”.

A ver si esta vez, recapacita el inútil….

Power Gym