Juárez Policía Feb 2021
No me lo pongo ¿Y qué?
Sin Retorno

No me lo pongo ¿Y qué? 9 de febrero de 2021

Luis Javier Valero Flores

Chihuahua, Chih.

Del NYT: 

“Las personas vacunadas que tienen una alta carga viral pero no tienen síntomas “serían en realidad, de alguna manera, aún peores propagadores porque podrían estar bajo un falso sentido de seguridad”, dijo Maldonado”. (NYT, 8/XII/20).


El regreso del presidente López Obrador a sus actividades no podía ser más polémico: Rechazó usar el cubrebocas y descalificó, en el mismo acto, a su operador en la manejo de la pandemia. Hugo López Gatell.

Como si fuera cualquier ciudadano que irracionalmente protagonizara uno de los numerosos incidentes en los que la autoridad les exige que porten su cubrebocas, para evitar el contagio, el mandatario defendió su libertad para no portarlo y, además, argüir que ya le habían informado que una vez contagiado dejaba de ser contagioso.

Todas las evidencias científicas y las investigaciones médicas en curso lo contradicen. No hay una sola autoridad médica en el planeta que garantice, tanto a quienes hubiesen padecido el COVID 19, o que los hayan vacunado, que ya dejaron de ser contagiosos, por esa razón, todas las autoridades, de todos los países, aconsejan el uso del cubrebocas de manera permanente, del modo como lo han venido aconsejando a lo largo de la pandemia.

Y es que, del mismo modo que la aplicación de la vacuna -incluso, del modo como se comporta el virus y las variantes que se están presentando-  no hay un conocimiento del comportamiento de este virus, por lo que todas las medidas tendientes a prevenir el contagio deberán ser bienvenidas, por una razón esencial: No ha transcurrido el tiempo necesario para saber de todo lo anterior.

De una cosa sí hay certeza, las personas que padecieron el COVID19, lo pueden volver a padecer.

Hay más. Diversos estudios en curso están mostrando que incluso los vacunados pueden no caer enfermos -esto es, la efectividad de cada una de las vacunas es distinta- pero SÍ SER CONTAGIOSOS.

A principios de diciembre, un reportaje publicado por The New York Times daba a conocer las razones, expuestas por un conjunto de expertos. (En esta misma edición reproducimos el texto)

La liga: https://www.nytimes.com/es/2020/12/08/espanol/ciencia-y-tecnologia/vacuna-contagio-covid.html

Otra cosa también es cierta, el presidente se enfermó por las mismas razones que las autoridades sanitarias, las que dependen de él, han sostenido a lo largo de la pandemia, que las personas no respetan las disposiciones sanitarias, por eso no queda más sorprenderse de las frases del presidente para explicar porqué se enfermó: “Me tocó”.

¡Increíble!

En la misma sesión del regreso, López Obrador argumentó el porqué no se vacunó, no quise pecar de influyente, los mandatarios, dijo, deben dar el ejemplo.

¿Porqué no se pone el cubrebocas y da ese ejemplo, que puede salvar miles de vidas?

[email protected]; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF

Luis Javier Valero Flores

Director General de Aserto. Columnista de El Diario