Misael Máynez: El ‘Judas’ del PES

Misael Máynez: El ‘Judas’ del PES 15 de julio de 2019

Gerardo Cortinas Murra

Chihuahua, Chih.

Sin importarles que la Sala Regional de Guadalajara del TEPJF aún no resuelve en definitiva el registro del “PES Chihuahua” (PESCH) como partido político local; registro que, de manera por demás arbitraria, le fue otorgado por el IEE y ratificado por el TEE; a pesar de ello, las dos corrientes antagónicas de los ‘militantes’ de este nuevo partido político local, celebraron sendas asambleas estatales para designar a los nuevos dirigentes estatales.

Por una parte, el diputado Misael Máynez, personaje ligado al rancio PRI, y que gracias al tsunami morenista logró una diputación local; ni tardo ni perezoso organizó -a la fast track- un Consejo Estatal para autoproclamarse como el nuevo líder estatal del PESCH.

La maniobra de Máynez fue por demás burda: sin expedir convocatoria previa, y en contubernio con el ex dirigente estatal, Edilberto Royval Sosa, y un puñado de incondicionales, simularon la celebración de un Consejo Estatal para el único efecto de ser designado -‘por unanimidad’- como el nuevo dirigente estatal de este seudo partido político local.

La descarada simulación de este acto electoral fue repudiada, inclusive, por Berlín Rodríguez Soria, quien se ostenta como representante del CEN del PES, a pesar de que dicho partido político nacional ya no existe. Este ‘funcionario partidista’ expresó a los medios locales que el proceso ‘clandestino’ de la elección de Máynez no tiene validez alguna, ya que ni siquiera es militante de este partido.

Berlin Rodríguez fue más allá: declaró que la única pretensión de este catedrático de la UACJ, y de su ‘socio’, Edilberto Royval Sosa, es apoderarse del financiamiento local que otorga el IEE. Y que, con ello, “le están tomando el pelo a la autoridad electoral estatal”.

Por otra parte, el grupo antagónico de Máynez también violentó los Estatutos del PESCH al celebrar un Consejo Estatal Extraordinario, cuando lo correcto era celebrar un consejo ordinario, dada cuenta que en él habría de designarse, por vez primera, a los dirigentes estatales de este seudo partido.

En efecto, en los Estatutos se establece que la elección del Congreso Estatal, máximo órgano de gobierno del Partido, debe realizarse cada seis años. Dicho Congreso se integra con delegados de los comités municipales, convocados para ese efecto, por la Comisión Estatal Electoral (Comisión).

Asimismo, la Comisión será la que convoque para elegir a los integrantes del Congreso Estatal, por lo menos con seis meses de anterioridad a la fecha de su designación. Y los disidentes convocaron en tan solo tres días.

Dicha convocatoria debe ser publicada “en la página electrónica del partido o en un diario de circulación estatal”, fijándose en ella el día de instalación del Congreso y los procedimientos para la realización de los comités municipales, de acuerdo a los reglamentos internos y a la legislación electoral.

Sin embargo, el PESCH carece de órganos internos partidistas. Motivo por el cual, lo apropiado era que se convocara a un Consejo Estatal Ordinario. Ya que, de no ser así, todos y cada uno de los nombramientos ratificados en dicha reunión partidaria son nulos de pleno derecho.

Ahora bien, a mi parecer, el PES ha sido -con sus honrosas excepciones- un nido de personajes sinvergüenzas y oportunistas.

Al igual que el Partido Verde, se ha coludido con los gobernantes en turno. Y sus dirigentes, sin excepción, han sido personajes sin ningún escrúpulo político. La rebatinga por el poder local, lo acredita una vez más.

En el caso del diputado fronterizo, los periodistas le han endilgado el apodo de “El Diputado Yukón”. Años atrás, Enrique Serrano se ganó a pulso el apodo de “Enrique VIII”, dada su prepotencia y su falta de tacto para negociar.

Por desgracia, el Congreso del Estado ha sido omiso en decretar que los actuales diputados postulados por el PES, son diputados independientes, en virtud de que el PES ya perdió su registro nacional; y el PESCH es un nuevo partido político local.

Power Gym