Feliz 2023
Ministras, fiscales. Allá, igual que acá
Sin Retorno

Ministras, fiscales. Allá, igual que acá 29 de diciembre de 2022

Luis Javier Valero Flores

Chihuahua, Chih.

Ante el escándalo generado por el supuesto plagio de la tesis presentada por la ministra de la Suprema Corte de Justicia (SCJN), Yasmín Esquivel, para titularse como abogada en la UNAM -de lo cual la institución confirmó la elevada coincidencia con la presentada por otra persona un año antes- se están cuestionando los procedimientos seguidos para elegirla ministra de la Corte, idénticos a los usados en los últimos 50 años por la fuerza política ocupante de la presidencia de la república.

La similitud con lo que ocurre en nuestra “aldea” es impactante.

A lo largo de medio siglo -y no se comparan los años precedentes porque de alguna manera el régimen de entonces era el mismo, pero “diferente”- los presidentes y los gobernadores, cualquiera que fuere su origen partidario, hacen exactamente lo mismo.

La ministra Esquivel pretende la presidencia de la Corte. La elección será el próximo 2 de enero.

Si quienes ahora gobiernan actuaran de manera diferente a los de antes, la susodicha ni siquiera fuera ministra pues tiene un conflicto de interés, de origen, dada la estrecha cercanía de su esposo, José María Riobóo, quien es el contratista favorito del presidente, que participa en la reestructuración de la Línea 12 y diseñara el proyecto del aeropuerto Felipe Ángeles, además de ser el encargado del seguimiento del Segundo Piso del periférico en la CdMx, en tiempos de López Obrador como jefe de gobierno.

 La ministra Esquivel es una de las que prácticamente en todos los asuntos ha votado a favor de las propuestas del presidente, incluso en aquellos que son notoriamente inconstitucionales.

¡Imagínensela de presidenta del Poder Judicial Federal!

¡Híjole!

Así han actuado todos los titulares del Poder Ejecutivo, en el ámbito federal y el estatal, no sólo para el nombramiento de quienes ocupen las carteras del Poder Judicial, sino también para quienes son los encargados de la fiscalización del ejercicio de los recursos públicos.

Algunos años atrás, en una entrevista, al entonces candidato al gobierno de Chihuahua por el PRI, José Reyes Baeza, se le preguntó lo siguiente: 

-¿No sería sano que alguien ajeno al gobernador sea el encargado de fiscalizarle las cuentas?

-“Creo que debe de ser una gente con la solvencia moral y con el antecedente personal profesional, debe ser una persona con el perfil adecuado, que le dé certidumbre y confiabilidad a los unos y a los otros de que las cuentas públicas se habrán de fiscalizar con toda imparcialidad y con toda puntualidad, que no habrá de estar, pues, el elemento del ingrediente afectivo o el ingrediente político para inclinar el resultado de una cuenta por otra, que la fiscalización de las cuentas públicas siempre habrá de tener atrás un elemento de orden profesional técnico”. (Reportaje de LJVF, Aserto, 10/06/04).

Unos meses después, el Congreso del Estado nombraba como titular de la Contaduría Mayor de Hacienda (así se llamaba entonces el ente fiscalizador) a quien fuera su coordinador de la campaña electoral en los municipios de Camargo, Saucillo y Jiménez.

Lo mismo ha ocurrido posteriormente.

Los párrafos anteriores tienen una explicación: El Congreso de Chihuahua aprobó la designación de Abelardo Valenzuela como nuevo Fiscal Anticorrupción. Ya tomó posesión.

Lo eligieron por mayoría calificada con los votos de los diputados del PRI, PAN, MC y PT, “y con la oposición de los diputados de Morena, quienes invalidaron su voto, negándose a depositarlas directamente en la urna”.

Abelardo Valenzuela ejercerá el cargo hasta 2029.

Independientemente de las credenciales técnicas de quien ocupara diversos cargos públicos, de elección popular y de designación en el estado y en Juárez, su perfil incluye ser uno de los cuadros más cercanos al actual grupo gobernante en Chihuahua.

¿Cómo esperar que se encargue de perseguir a los presuntos responsables de cometer corruptelas si pertenece al grupo más decisorio de la actual administración?

Además, sorprende la incongruencia del grupo de diputados morenistas. Ahora votaron en contra de ese nombramiento, pero apenas 8 meses atrás no le encontraron a Abelardo Valenzuela ningún impedimento, de ningún tipo, y votaron para que ocupara ¡un lugar en el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado!

“Abelardo Valenzuela Holguín rindió protesta como Consejero de la Judicatura ante el pleno del Congreso, luego de que los diputados de las diferentes fracciones políticas avalaran su perfil”. (Nota de César Lozano, El Diario de Chihuahua, 07 abril 2022).

¿Cómo, para que formara parte del órgano administrativo y vigilara y garantizara “el adecuado comportamiento de jueces y magistrados en su desempeño” no le encontraron impedimenta, pero sí para que ocupara la titularidad de la Fiscalía Anticorrupción?

¿Qué pasó en el intermedio?

*Columna de Plata-APCJ: 2008, 2015, 2017 y 2022

[email protected]; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF Facebook: https://www.facebook.com/ljvalero

Fuente de citas hemerográficas: Información Procesada (INPRO)

https://www.inpro.com.mx

Luis Javier Valero Flores

Director General de Aserto. Columnista de El Diario