Juanga 2022
Los agujeros del tejido de la política local

Los agujeros del tejido de la política local 2 de julio de 2022

Leonardo Meza Jara

Chihuahua, Chih.

*Imagen tomada de El Financiero, enero 22 del 2021, publicada como ilustración del artículo “Maru Campos le ganará al morenista de Javier Corral”, de Lourdes Mendoza.

I.- En el ámbito de la política, es común usar la metáfora de “tejer fino”. Cuando se “teje fino”, se opera políticamente de tal forma que los actores y los acontecimientos quedan arropados por un manto que es ordenado, simétrico y firme. 

Las principales cualidades del acto de “tejer fino”, están relacionadas con el establecimiento de un orden y una firmeza en las maneras de hacer política. “Tejer fino” significa “hacer buena política”. 

Aunque hay que tener claro, que el acto de operar con “fineza” en la política, no está exento del maquiavelismo que puede encontrarse, por ejemplo, en el libro “Las 48 leyes del poder” (Robert Greene, 1998). Se puede “tejer fino” maquiavélicamente, haciendo uso de las artimañas que se describen con precisión en el libro de Greene. 

Cuando se desliza la punta de los dedos sobre un tejido fino, lo que se percibe es una sensación agradable, no se notan las asimetrías, no se notan las costuras que se entretejen unas con otras, no se notan las junturas entre múltiples piezas que forman parte de un solo tejido. 

En la actual coyuntura, las maneras de hacer política en Chihuahua pueden ser cualquier cosa, menos un tejido fino. 

Los acontecimientos de la última semana en Chihuahua, hacen notar lo burdo y lo sucio en las formas de hacer política. Por todos lados, se dejan ver las asimetrías que se manifiestan en confrontaciones entre diversos actores (Duarte vs. Corral, Campos vs. Corral, Flores vs. Corral, el Congreso del Estado vs. Corral, López Obrador vs. Campos y Corral, López Obrador vs. los jesuitas, etc.). 

Por todos lados el tejido de la política en Chihuahua hace notar las costuras que están tejidas con los hilos de un poder que se muestra patológico. 

Por todos lados se percibe que las múltiples piezas que forman parte del tejido de la política local (actores, acontecimientos, intereses, etc.) están separadas por los agujeros de la corrupción y la mentira. 

En este momento en específico, la política local es una batalla campal, en donde decenas de hombres y mujeres están dispuestos (as) a darse con todo, hasta que la fuerza de la mano tome la forma del excremento que se lanza, hasta que los caminos del poder desemboquen en la vileza de la historia, hasta que el territorio de la política se convierta en el trochil al que fue lanzado el personaje del priista Juan Vargas (Damián Alcázar) por parte de Doña Lupe (Isela Vega), en la película “La Ley de Herodes” (1999).

II.- El gobierno de María Eugenia Campos está empeñado en convertir al tejido de la política local en un manto plagado de costuras burdas y agujeros. 

En los días recientes, detrás de las costuras burdas y los agujeros que son tejidos por el gobierno de Campos, se deja ver una operación para golpear a la figura del exgobernador Corral, en la que intervienen: 

A) Duarte y la publicación de una carta en la que acusa a Corral de encubrir a José Noriel Portillo, alias “El Chueco”, señalado como líder criminal de una de las facciones de “Los Salazar”, que es parte del Cartel de Sinaloa (“César Duarte acusa a Javier Corral de proteger a 'El Chueco', presunto asesino de jesuitas y guía turístico”, Aristegui Noticias, 30 de junio de 2022).

B) El Congreso del Estado y la puesta en marcha de un juicio político en contra de Javier Corral («Estrenan ley de juicio político contra Corral, “es un linchamiento” revira exgobernador», Raíchali, 28 de junio de 2022).

C) El periódico El Diario de Chihuahua, que con dos notas a ocho columnas ha magnificado los señalamientos del notario Luis Flores en contra del exgobernador del PAN (“Gana notario amparo y va contra Corral”, 30 de junio de 2022 y; “Ofreció Corral a Notario corromperse”, 2 de julio de 2022).

La carta de César Duarte, el inicio del juicio político contra el exgobernador del PAN y, el golpeteo de El Diario contra Javier Corral a partir del caso del notario Flores, forman parte de una misma operación política que se precipitó hacia los días finales del mes de junio y los primeros días de julio. 

Estos tres acontecimientos no son azarosos, sino que forman parte de una operación que se teje de manera burda. En la política, las coincidencias de los acontecimientos no son azarosas, sino que los acontecimientos se correlacionan unos con otros en un mismo tejido. 

Al poner en marcha una operación política, uno de los puntos clave consiste en “tejer fino”. Se trata de correlacionar (tejer) unos acontecimientos con otros, de tal manera que no se perciban las costuras y los bordes. 

Se trata de hacer ver que los acontecimientos fluyen de forma natural y no forzosamente. Se trata de esconder a los personajes, que con la aguja y el hilo en la mano, tejen. 

Pero la operación política que se ha emprendido en contra del exgobernador Javier Corral, es todo lo contrario. Se nota sobremanera que César Duarte, María Eugenia Campos, el Congreso y El Diario de Chihuahua, son quienes sostienen la aguja y el hilo que tejen en contra de Javier Corral. 

Se nota que hay una serie de tejidos que son forzados, con el objetivo de trasladar el encono social y político, de César Duarte (y María Eugenia Campos) hacia Javier Corral. Se notan las costuras de un tejido burdo, que está atravesado por una serie de agujeros que están hechos de corrupción y mentiras.

III.- Es sorprendente lo burdo de la operación política que se ha puesto en marcha en contra de Javier Corral. Recientemente, el Fiscal de Chihuahua, Roberto Fierro Duarte, declaró que: “…han sido más de ocho denuncias las que se han recibido en contra del ex mandatario estatal, principalmente por personas que fueron detenidas y después salieron libres durante el operativo Justicia para Chihuahua.” (“Peculado, traición a la patria y hasta tortura: las denuncias contra Javier Corral”, Publímetro, 21 de abril de 2022).

Los señalamientos y las denuncias contra Javier Corral forman parte de una misma operación política en la que participan múltiples actores, bajo una misma lógica: 

- En los primeros días de ejercicio de su gobierno, María Eugenia Campos acusó al exgobernador de usar la tortura en contra de los funcionarios duartistas acusados de corrupción (“Se investigará la "Casa de Tortura" de los expedientes X en Chihuahua: Maru Campos”, El Sol de México, 11 de octubre de 2021). 

- Otto Valles, uno de los implicados por los casos de corrupción del sexenio de Duarte, denunció penalmente a Corral un día antes de que María Eugenia Campos asumiera la gubernatura (“Denuncia Otto Valles a Javier Corral ante la FGR”, “El Heraldo de Chihuahua”, 7 de septiembre de 2021). 

- El magistrado Gabriel Sepúlveda presentó una denuncia contra Javier Corral (y Lucha Castro) ante la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (“Magistrado denuncia a Corral y a exconsejera”, el Universal, 20 de abril de 2022).

- El magistrado Luis Villegas Montes advirtió que denunciará al exgobernador (“Advierte magistrado Villegas Montes con denunciar a Javier Corral por dichos difamatorios”, Norte Digital, 6 de junio de 2022).

- Hacia finales del año 2021, el exauditor del estado de Chihuahua, Jesús Manuel Esparza, declaró que presentaría 84 denuncias contra Javier Corral y los jueces que lo procesaron penalmente (“Presentará 84 denuncias contra Corral y jueces”, El Heraldo de Chihuahua, 15 de octubre de 2021).

- El 29 de junio de 2022, el Congreso del Estado admitió el inicio de un juicio político en contra del exgobernador panista (“Congreso de Chihuahua estudia expediente de juicio político contra Javier Corral”, Aristegui Noticias, 27 de junio de 2022).

- El Diario de Chihuahua ha usado repetidamente las notas de 8 columnas para golpear a la figura de Corral, tal como lo hizo en días reciente usando el caso del notario Luis Raúl Flores (Ibidem.)

No se trata de exculpar a Javier Corral, por los posibles errores u omisiones que pudo haber cometido durante su desempeño como gobernador. Pero tampoco se trata de convertirlo en depositario de los errores u omisiones que les corresponden a otros(as). 

En la justa medida de lo legal, lo ético y lo político, Corral será juzgado por la historia. En la actual coyuntura, la operación política en contra de Javier Corral muestra los retazos mal tejidos de la corrupción y la mentira, deja ver los hilos de la suciedad que llevan hasta las entrañas del PAN y el PRI y, exhibe el movimiento de unas manos, que mientras tejen, conducen a la oficina que ocupa la gobernadora de Chihuahua en el Palacio de Gobierno (o conducen, tal vez, a una de las habitaciones del hospital Christus Muguerza, donde se recupera César Duarte)…