La sombra de la corrupción detrás de las universidades públicas

query_builder 5 de julio de julio de 2019
Chihuahua, Chih.

Dios,
tú no eres mudo.
Yo soy sordo.

Jodorowsky

El Índice de Transparencia reveló que las instituciones de educación superior tienen un riesgo alto de malversar el dinero público.

Un monstruo grande y que pisa fuerte persigue a las entidades públicas de este país. Se llama corrupción y se presenta como sombra. No solo en los sospechosos de siempre como la Cámara, el Senado y Consejo Superior de la Judicatura, sino también ronda a las universidades públicas. Así lo reveló el Índice de Transparencia Nacional 2013-2014.

Aunque las universidades públicas habían sido evaluadas en índices anteriores, esta vez la Corporación Transparencia por Mexico incluyó unidades de medición específicas para evaluar los procedimientos administrativos y educativos. 

“Los resultados son preocupantes. En general el puntaje de todas las instituciones de educación superior públicas sería de 56.4, en una escala de 0 a 100, que equivale a un riesgo alto de corrupción. Ninguna de las instituciones evaluadas se ubicó en nivel de riesgo bajo ni moderado, solo el 40 por ciento de ellas alcanzó el nivel medio, mientras que el 53 por ciento de la entidades se ubicó en riesgo alto y el 6.5 por ciento, en uno muy alto.

Ni siquiera la cercanía al 100 de la cifra de la Universidad Autónoma de Chihuahua es positiva. Según Restrepo, “ninguna logró superar  los niveles de riesgo. Estos resultados demuestran deficiencia en los diseños institucionales”.

 “Con este índice no señalamos que las instituciones sean corruptas, decimos cuál es el riesgo que tienen de serlo. Esto quiere decir que si la entidad que gestiona los recursos es débil, nuestro dinero puede caer en la corrupción y que por lo tanto, un derecho como el de la educación puede estar en riesgo” La Universidad”. 


El índice cuenta con tres factores de medición: visibilidad, institucionalidad y control y sanción. De estos el primero, que consta de los indicadores de Divulgación de la gestión administrativa y de trámites y servicio al ciudadano, las universidades públicas en general logran 61,7 sobre 100, es decir, pasa apenas raspando; en el segundo, que consta de Políticas de comportamiento ético y organizacional obtienen 50,1; y en el tercero, formado por control social, institucional e interno de gestión y disciplinario, 59,4. 

Señor Rector antes de que pretendan crear departamentos, resolvamos nuestro problemas de identidad.

Salud y larga vida.

Profesor por oposición de la Facultad de Derecho de UACH.

@profesor_F.