La piedra negra

Base Aérea Santa Lucía
Base Aérea Santa Lucía
query_builder 4 de noviembre de 2018
Chihuahua, Chih.

El Sistema de Aeropuertos Internacionales (SAI): Benito Juárez, Santa Lucía y Toluca, es una de las obras de infraestructura más importante de América Latina, con inversiones de miles de millones de dólares, es un buen ejemplo para estudiar las oportunidades y amenazas que enfrenta el nuevo proyecto de nación en México, en el contexto de lo que Antonio Gramci bautizó como: crisis sistémica, es decir, una crisis en la cual el viejo régimen (PRIANRD) no acaba de morir, y el nuevo régimen no acaba de nacer.

Blackrock (BR), piedra negra en español, es la administradora de fondos de inversión más grande del mundo capitalista, es la principal inversionista en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), donde se agrupan las empresas más importantes de México, solo en la BMV, BR tiene invertidos 120 mil millones de pesos (mdp), aproximadamente 6 mil millones de dólares (mdd), las inversiones totales de BR en México, superan los 60 mil mdd, en diversos negocios.

Marco Antonio Slim Domit, hijo de Carlos Slim, forma parte de la Junta Directiva de Blackrock desde el año 2011, en el 2017, Blackrock adquirió el negocio de Administración de Activos de Citibanamex en México, en una transacción valorada en 31 mil mdd.

BR es de los principales inversionistas en PEMEX, CFE y muchas empresas más entre otras, BR es el principal inversionista de los 6 mil mdd de bonos emitidos por el gobierno de México, para financiar el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, el de Texcoco, proyecto ya cancelado por la consulta que organizó Andrés Manuel, en la cual participó un millón de mexicanos, donde la mayoría dijo no al proyecto de Texcoco, y sí al SAI.

La cancelación del proyecto de Texcoco tiene costos y beneficios políticos y financieros, que aún es temprano de evaluar, entre otras cosas, porque es una información incompleta y contradictoria.

Es incompleta porque no existe un proyecto ejecutivo del costo del nuevo sistema aeroportuario: SAI, es contradictoria porque las cifras que menciona Andrés Manuel no coinciden con las cifras que menciona el sistema bancario nacional e internacional, ejemplo: Andrés Manuel nos dice que el costo de cancelar el proyecto Texcoco es de 100 mil mdp, Blackrock – Citibanamex y Bancomer, nos dicen que el costo es de 200 mil mdp (mdp), Andrés Manuel, a decir del sector bancario, no especifica de dónde saca esta cifra, el sector bancario sí, el sector bancario dice que López Obrador, el Gobierno de la República, al cancelar el proyecto de Texcoco, deberá pagar 5.5 mil mdd a los tenedores de bonos, 930 mdd a un crédito bancario y 4 mil mdd como penalización por la cancelación del aeropuerto, en total esto suma 10,480 mdd, es decir, aproximadamente 200 mil mdp, un paisano, Alberto Arroyo Picard, Maestro distinguido de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), es uno de los especialistas más importantes de México, en el análisis de las regulaciones en materia de inversión extranjera establecidas en el Tratado de Libre Comercio, ahora rebautizado y reeditado, nos dice que: el TLC establece normas sobreprotectoras a la inversión extranjera en México, que son la fiel expresión de un neocolonialismo de las trasnacionales, éstas reglas, permiten a una empresa extranjera con inversiones en México, como Blackrock, que vea afectados sus intereses, por algún acuerdo del Gobierno Federal, en este caso, por la cancelación de la construcción del aeropuerto en Texcoco, acudir a tribunales nacionales y sobre todo a internacionales, tribunales estos últimos, controlados por las trasnacionales como Blackrock, para exigir el pago no solamente de su inversión, 6 mil mdd, sino de las ganancias futuras canceladas por el acuerdo del Gobierno Federal.

Andrés Manuel solo cita el pago puntual de las inversiones, supone que las empresas extranjeras no acudirán a los tribunales para exigir el pago de los 4 mil mdd, o que si lo hace, México ganará ese litigio.

El Gral. Cárdenas en la histórica expropiación petrolera de 1938, se enfrentó a las empresas trasnacionales con el apoyo contundente y mayoritario del pueblo de México, supo organizarlo y movilizarlo, ese es el reto actual para AMLO y el nuevo proyecto de nación.

El conflicto entre el sistema bancario financiero internacional por una parte, y por la otra el gobierno y el pueblo de México, es un campo de batalla, para resolver el conflicto de fondo: quien manda en México, ¿las trasnacionales o un nuevo proyecto de nación encabezado por su Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador?