Es por la memoria

Manuel Gil Antón / G. Arturo Limón D. Campus Chihuahua Dirección
Manuel Gil Antón / G. Arturo Limón D. Campus Chihuahua Dirección
query_builder 10 de marzo de 2019
Chihuahua, Chih.

“La historia es un profeta con la mirada vuelta hacia atrás”: Eduardo Galeano

Dedico este trabajo a todos los compañeros solidarios de la Universidad Pedagógica Nacional, así se encuentren en Mexicali o Mérida, en Casas Grandes o Ciudad Juárez, en Guachochi o Chihuahua capital.

A todos, doquier se encuentren, de verdad les digo, gracias por este año, por su acompañamiento y cariño mostrado siempre.

LA TERCA MEMORIA

DEL 5 MARZO 2018 AL 5 MARZO 2019

Así con el deseo de conservar memoria, solo contando una historia, escribo estas líneas, ya no para ver atrás solamente, sino para construir juntos lo que viene delante para la UPN y la UPNECH.

La historia que aquí contaré es necesaria y de antemano ofrezco disculpas a los lectores, por no abordar otros temas, como los del Día de la Mujer que se conmemoró este pasado 8 de marzo, o centrarme en el análisis de los graves problemas de seguridad que la entidad padece, ya que sabemos que a todos nos duelen, -de particular manera- mucho nos duele, el ver morir a tantas personas, sin que esta tragedia frene.

Empero, si no fueran suficientes las disculpas de no dar atención a estos temas, solo diré que a mi parecer ya es necesaria una solución a lo que sucede en esta universidad, expresando que estimo que sí está en nuestras manos lograr y digo en nuestras manos, las que se han de tender para buscar resolver.

Traigo también a la memoria estos fragmentos de lo que es ya historia y me refiero a que en la contabilidad de las acciones que he emprendido para buscar solucionar este conflicto, es esta la cuarta expresión que a manera de comunicación declaro y realizo en el ánimo de la concordia, y lo reitero en este espacio, buscando mantener el tema en el radar de la memoria esperando que la revisión de ese ayer nos lleve a la mejoría del mañana.

Cito aquí la primer colaboración realizada sobre el tema, fechada y titulada así: “Un llamado a la concordia” (febrero 26 del 2018) destaco de ella solo una idea dirigida al gobernador Javier Corral “

“Siempre he sido un defensor de la justicia y ahora lo hago desde esta trinchera, es por ello que no he permitido que personas, leyes o poderes saquen ventaja de la UPN Campus Chihuahua dejando de lado para lo que ha sido constituida, para Educar y Servir a los Jóvenes y Maestros del Estado de Chihuahua.

Usted sabe que en ocasiones, cuando uno hace lo justo es objeto de acciones arbitrarias como lo fue el intento de mi destitución el día lunes 19 de febrero, en la cual se hizo sin argumentos válidos y sin llevar el debido proceso como lo requiere la institución. Mis compañeros y alumnos siendo testigos, optaron por tomar la decisión de luchar, no por mí, sino en contra de esta injusticia, esto derivó en manifestaciones que tanto usted, como muchas otras personas han utilizado para hacerse escuchar ante instancias que no han volteado a ver la problemática de otra forma.”

Este llamado, lamentablemente, no tuvo respuesta.

Días después, motivados al máximo por la participación de nuestro compañeros y amigos los doctores, Juan Durán Arrieta, a la sazón director del Campus Nuevo Casas Grandes, con enorme académico y social en su región y Rigoberto Martínez Escárcega, catedrático e investigador prestigiado del Campus Ciudad Juárez, quienes llevaron a cabo una huelga de hambre que nos dejó a todos la impronta de la dignidad en la lucha a la par del movimiento de los jóvenes en el Campus Chihuahua y Casas Grandes, quienes ante la destitución arbitraria de su director quien fuera traído a las oficinas de rectoría bajo el anuncio de una reunión, mientras alguien enviado desde rectoría también tapiaba con sellos su oficina impidiendo su acceso, de manera muy similar a la intención emprendida contra un servidor en Campus Chihuahua.

Claro es, que los alumnos reaccionando a tal abuso, tomaron el campus e hicieron lo consecuente, sellando puertas y ventanas e inmovilizando en trabajo en el Campus Casas Grandes en abril 20 y enseguida fueron apoyados por otros estudiantes como los del Campus Chihuahua y diversos maestros de otros campus del estado, solo para lograr uno los cambios que la institución demandaba: la salida de la rectora.

En ese tenor y volviendo al 4 de marzo del 2018, fecha en que se levantó la huelga de hambre de los compañeros, vale la pena destacar el documento conocido como el Manifiesto al Estado de Chihuahua, desde la UPN del que retomamos aquí unos párrafos

“Apreciados compañeros y amigos; es por todos sabido que en Chihuahua hemos emprendido una lucha de largo aliento por rescatar a nuestra amada universidad de los espacios de poder que de manera equivoca le han buscado asumir como si fuese parte de su propiedad y no como lo es,  patrimonio de TODOS los que la sentimos: NUESTRA .

Todos quienes participamos en este movimiento, desde el lugar que nos encontremos,  hemos de declarar categóricamente que no hay otra premisa en nuestro actuar que esta única e indivisible, la de luchar por salvaguardar un bien común que nos trasciende como individuos o grupo

Quede claro que nuestra lucha se da con el objetivo de reconstruir -desde dentro y desde abajo- a una Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua, que sea de todos y sirva a todos, que mantenga su espíritu académico de ser incluyente y valioso, no utilitario, que coadyuve a construir un estado de derecho en lo académico, donde las acciones de servicio y educación al Pueblo sean la vía por donde vuelva a transitar el tren de la concordia, la armonía y ¿por qué no?  La felicidad que durante el pasado  ha hecho posible nuestro trabajo académico.

Es hora de luchar por nuestra universidad  y en esa tarea estamos desde donde estemos”.

SEIS MESES DESPUES, 5 DE SEPTIEMBRE DEL 2018

Un nuevo momento exigía soluciones que no llegan, es por eso que en uso del derecho de una libre expresión ese día, puesto delante de la puerta con sellos de auditoria que se mantiene así, dirigí un mensaje a las autoridades correspondientes. A la comunidad chihuahuense. Y a quienes en cualquier lugar de México, pudiesen interesarse en este tema.

Le titulé solamente Toc..toc…Toc…

Este llamado pareció ser premonitorio, ya que meses después de emitido visitó la ciudad de Chihuahua El Dr. Manuel Gil Antón, profesor del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México y hombre asociado de manera entrañable a la defensa de la educación pública y de los maestros, quien en solidaridad con el movimiento surgido en UPNECH nos apoyó de manera directa e inmediata, con un artículo publicado en el periódico El Universal (fechado el 19 de marzo del 2018) titulado:” Corral candil de la calle, opacidad en el aula”. Tomo de ese trabajo también unos fragmentos para referir lo dicho por el en su articulo;

“El gobernador de Chihuahua ha aparecido como el paladín de la democracia, la lucha contra el centralismo y el abuso del poder de la Federación sobre los estados. Los medios de comunicación nacionales dieron cuenta de la caravana a favor de la dignidad, las negociaciones en Gobernación y el rescate de la soberanía estatal. ¿Y qué queda? La imagen de un gobernante que lucha por su pueblo y da ejemplo de valentía. Un prócer. ¿Es verdad?...

¿Dos académicos “inapetentes”?

¿A quién le importa?

¿Quién se va a enterar?

Aprovechando la triste noción de que lo que es nacional es lo que sucede en la Ciudad de México o lo que los medios chilangos consideran que es del interés de todos. Corral y otros gobernadores son señores feudales en sus comarcas y contradicen con su actuar lo que exigen en el gobierno central.

Es un ejemplo de miles de procesos de los que no nos enteramos quienes vivimos en el “centro” de la República. Falso, el eje del país está en la lucha de los colegas de UPNECH, en la pelea por el agua en Mexicali y en cualquier sitio en que un grupo de ciudadanos exija “que la dignidad se haga costumbre”

La gratitud, como me enseñó Don Manuel Bernardo Aguirre es la “memoria del corazón” que se ensancha para este académico que estando en un congreso educativo de viaje por Chihuahua el Dr. Gil Antón se da un tiempo para visitar el Campus Chihuahua de UPNECH y se toma una foto frente a la aun puerta cerrada de la dirección del campus.

Con su autorización, me permito publicarla compartiéndola con ustedes aquí, sólo para testimoniar mayormente la solidaridad de un notable académico a un compañero maestro de Chihuahua y como lo hizo en su artículo a los jóvenes y maestros en particular al Dr. Juan Durán que con gallardía lucharon y luchan aun, este solo gesto como su artículo son para mí rasgos que le honran y distinguen como hombre comprometido y le agradezco que así haya sido.

De la respuesta oficial solo son reportables dos intentos, uno el 6 de septiembre por querer hacerme firmar una supuesta aceptación de la auditoria por el ex secretario Cuarón y el 14 una verdadera encerrona en la oficina del Secretario Administrativo mientras tramitaba un asunto de permiso laboral para viajar, esta irrupción notariada y todo, por parte del Dr. Rubio como Secretario Académico aun (aunque después sabríamos que desde el 23 de agosto habría sido designado rector por la Junta Directiva) queriendo hacerme firmar el mismo papel del día 6 acompañado de un abogado sucediendo todo dentro de la rectoría . (Tengo copia notariada del este evento)

UN AÑO

Ha pasado un año ya, desde que después de mantener los jóvenes del Campus Chihuahua tomadas las instalaciones se decidió vía la firma de un acuerdo entre la noche del 1 y 2 de marzo, que retornaría a las actividades normales la vida académica e institucional esto aun cuando pactado inicialmente por los representantes del movimiento tuvo la resistencia de los mismos alumnos, quienes deseaban transitara dicha solución, mayormente por la salida de quien la había provocado atribuyéndolo a la rectora en turno, no obstante, se acordó -para evitar la división del plantel- ya que se buscaba entonces llevar a alumnos fuera del mismo para tomar clases. (cabe señalar que en Derecho y Psicología movimientos similares habrían sido así tratados) en consecuencia se acordó, que la dirección se cerraría de forma notariada, se continuaría con la auditoria ya iniciada y se asignaría un encargado de despacho.

Esta situación, a más de un año prevalece y ha generado malestar y división aun entre los que en el pasado trabajábamos juntos por la institución. Es por eso que refiero aquí también algunos párrafos del texto que presenté a los medios el pasado día 6 de marzo, después de esperar de parte del Dr. Pedro Rubio Molina, Rector de la UPNECH, atendiese a la más reciente de mis llamadas del día 5 para continuar el diálogo, sin que esta atención se diese, que se espera de manera mandatada por la Secretaria de Educación y Deporte cuyo titular actual heredó este problema y a quien agradezco su atención al mismo, se decidió que el diálogo con el rector sea la vía para dar solución a este conflicto y dice así:

“La institución no merece el trato que se le da, no puede ya permanecer por más tiempo esta puerta cerrada.

Ha transcurrido un año ya y los campus Chihuahua y Nuevo Casas Grandes, permanecen sujetos a un modelo de gobierno ejercido por “encargados de despacho” que no están reglamentados de manera alguna hasta ahora en el marco de la ley.

La auditoría mandatada desde el 15 de diciembre del 2017 por acuerdo de la Junta Directiva para  todos los 11 campus de UPNECH ha sido solo aplicada  hasta ahora al Campus Chihuahua, misma que se sabe fue instrumentada a partir del  12 de febrero del 2018,  y que  a esta fecha del 6 de marzo del 2019, sigue sin ser conocida y vista, por  las personas a las que auditó.

Ha pasado ya  más de un año que la rectoría de UPNECH  iniciara este conflicto, que aún no termina, se ha buscado por cauces diversos la resolución sin que al momento se advierta voluntad de lograrla…

Hemos buscado sea abierta la puerta, conociendo los resultados de la auditoría y sin dejar resabios de encono o amagos que dañen a persona o institución  cito aquí una frase que me parece justa, que le he escuchado al Maestro Durán: “Es necesario que de este conflicto salgamos con abrazos, no con balazos”.

Como  hemos sido por ya casi 40 años una institución fraterna, es hora de retomar el rumbo, es por la institución, por los individuos que la conformamos. Y por la sociedad que merece demos lo mejor para ella.

SOLICITAMOS SOLUCION A ESTA PROBLEMÁTICA