El presidente pedagogo

El presidente pedagogo 3 de noviembre de 2019

Gerardo Arturo Limón Domínguez

Chihuahua, Chih.

ASI LO VEO

"En el proemio a la "Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano" de 1789, se dice que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos del hombre, son las causas de los males públicos y de la corrupción de los gobiernos”.

Así expresado con  la “ruda o sencilla franqueza”, ya  sea en el altiplano el trópico o el norte, es tiempo de hablar de lo que el país vive decía en agosto pasado.

 


ANTES DE LO SUCEDIDO EN CULIACAN ESCRIBÍA

Como un mero preludio a este tema que me parece necesario tratar, explicaré como veo, ante las circunstancias que se viven, es necesario analizar y vaya  que como lo decía, escribí esto hace un par de meses o más.

El actuar de Andrés Manuel López Obrador, el funcionario público, el activista, el político, el gobernante y el hombre que ejemplifica hoy el tesón por ser y lograr,  él es desde hace ya más de dos décadas en México, un hombre singular,  si no es que único en la escena política  en las postrimerías del siglo XX y lo que corre del XXI. Simpatizo con él desde el final de los setentas e inicios de  la década de los ochentas cuando ambos, sin saberlo, coincidimos laboralmente trabajando para los grupos indígenas de nuestra nación.

Él, desde 1977-1982 como director del INI en la región de La Chontalpa en su natal Tabasco,  yo de 1979-1981  en la Coordinadora de Educación Indígena en la Sierra  Tarahumara, aquí en mi elegida tierra adoptiva, Chihuahua, esa escuela del servir en las comunidades indígenas ya sea en el norte o el  sur marca y marca para siempre, como sé que a ambos  lo hizo nuestra Universidad Nacional Autonoma de México, UNAM.

Ahí fue donde  a ambos nos tocó por fortuna estudiar, él en Ciencias Políticas,  en mi caso en Psicología, habían pasado el 68 y a mí como estudiante  me tocó vivir el 10 de junio del 71,  todo esto, que no es poco, me hace sentir amplia afinidad a su pensamiento y espíritu de lucha que en la década de los ochentas se cristalizaba en su movimiento a favor del trato ecológico justo a las zonas petroleras de su Tabasco y acá en   la defensa de causas como la no tala indiscriminada de la Sierra Tarahumara por el Banco Mundial.

De estas experiencias cada cual comenzamos a escribir libros, y en ambos casos vamos paralelos en los 17  de producción para ahora, en mi caso, en este octubre que termina, al escribir estas líneas cumpliendo 25 años de la edición del primero y cierro con la reedición del  uno y la edición del  18 y él, a su vez, presentará el primero de diciembre su número 18.

Recuerdo también que ambos fuimos candidatos a las gubernaturas de nuestros estados, él en 1984 de su Tabasco, yo en el ’98 como candidato invitado por Chihuahua, ninguno de los dos en esos tiempos  logramos la meta.

En el caso de él mas afín a lo político partidista su tenacidad se vio coronada años después  con el logro de la Jefatura de Gobierno del entonces Distrito Federal por el PRD  ya en el año 2000.

De ahí para acá, su tarea política fue a contracorriente, siempre a contracorriente, inteligente como lo ha probado ser desde entonces. Fue y ha sido él quien impone  la agenda nacional a un gobierno de Fox  aquel que en su momento me permitía desde estos espacios periodísticos llamarlo un “Jorge Negrete de petatiux”,  sí claro que me refiero a Vicente Fox a la sazón presidente,  quien con todo el aparato del gobierno federal veía a un Andrés Manuel fijar agenda en sus mañaneras ya desde entonces,   algunos decían que solo con café, atole y tamales que garantizaba a la fuente que le cubría, yo pienso que con notas que mostraban, no a un presidente lefio como se advertía por muchos a Fox,  sino a un estadista sagaz que ha sido y es AMLO cuando mostraba capacidad de interacción, diálogo y respeto por la prensa y  ciudadanía  lo cual ya se advertía desde entonces.

Estimo que  juzgar por lo acaecido esta semana que tal opinión debe revalorarse y hago énfasis en ella declarando que en al menos 50 años que tengo de memoria ciudadana jamás, jamás, jamás el país vió dialogar a la prensa con un presidente. El diálogo que se dio en la mañanera esta semana que algunos tildan de zafarrancho yo lo valoro como lo que aprendí en la UNAM que es válida la DISCUSION COMO UN INTERCAMBIO DE INTELIGENCIA Y QUE NO SE VALE LA DISPUTA POR LA SUPUESTA RAZON COMO INTERCAMBIO DE IGNORANCIA.

 


¿POR QUE ESTAR CON ANDRES MANUEL HOY?

Porque como dice Howard Zinn: “nadie puede ser neutral en un tren en movimiento”  yo declaro mi apoyo pensante al presidente de todos y diré de dónde y porqué él ha ganado mi aprecio.

Más aprecio le gané cuando lo vi resistir la andanada artera del pretendido desafuero que promoviera y consumara  el 7 de abril del 2015 Vicente  Fox quien, con su  camarilla lo  instrumentaron en su contra.

Del fraude y robo que le hizo Calderón en 2006 ya ni hablar,  ni perder el tiempo porque “haiga sido como haiga sido”, el robo de la presidencia entre 2006 y 20012,  Calderón estará estigmatizado como el hombre que bañó de sangre al país en la era moderna desde la presidencia algunos señalan que con el interés de legitimarse toda vez que su espuria llegada por la puerta trasera del recinto de San Lázaro.

Obvio de comentar  también el periodo gubernamental de Enrique Peña Nieto,  porque no vale la pena de verdad,  dedicar tiempo a alguien de quien podría decir simplemente, se llevó tanto y  dejó tan poco.

 

LA DIFÍCIL TAREA DE SER PRESIDENTE DE MÉXICO 

Aquí es donde quiero centrar el análisis hoy,  hice todo el prolegómeno  de la analogía entre la vida de Andrés Manuel López Obrador, hoy presidente Constitucional de los aun Estados Unidos Mexicanos, y la de quien esto escribe, sólo  porque siempre he creído y lo sostengo, de que  hay que entender a este México para poder atenderlo,  él hoy desde la más alta investidura de la Nación como bien sabemos, en mi caso desde el espacio al que mi vocación me llamó desde siempre,  la educación de manera integral ya que ella suma a la docencia, la investigación y la difusión de la cultura, de este México que ambos sé que tanto amamos, y si se me permite decirlo  hemos probado cada cual a nuestro modo, con el empeño dado cada uno a nuestra vida al servirle.

   

EL PRESIDENTE PEDAGOGO

 Bien,  ahora va mi comentario, no al presidente, sino a usted amable lector pidiéndole que así como él se esfuerza en entendernos en nuestra complejidad de pueblo y país, así también tenemos que entenderlo  a él en su realidad como hombre de Estado y responsable del gobierno de la República.

Destaco que estas líneas aquí a reseñar las escribí antes de los sucesos de Culiacán el pasado 17 de octubre (exactamente están fechadas el 27 de agosto de este año pero a raíz de estos sucesos cobran mayor vigencia a mi parecer)

Sintetizaré en una serie de conceptos en los  que espero abordar, enunciando al menos sin simplificar,  lo que valoro busca él como Presidente trasmitir  en las sesiones matutinas de conferencia con la prensa aparentemente, pero de cierto con la Nación en su conjunto y con los que a  ellas  estamos atentos, que son las conferencias llamadas coloquialmente mañaneras.

 


COMPRENSIÓN 

Transmite una esencia de quien busca comprender al que sirve con su trabajo como gobernante y le llamo Presidente Pedagogo por eso, porque mucho me recuerda al verle en sus alocuciones vespertinas parecería hacer un ejercicio,  similar al del afán de Juan Enrique Pestalozzi  quien en sus Reflexiones Vespertinas de un Ermitaño se pregunta y contesta: ¿Qué es el hombre en su ser, en lo que tiene de igual, ya esté sentado en un trono, ya se guarezca bajo las hojas de los árboles? ¿Por qué no nos lo dicen los sabios?

¿Por qué los espíritus esforzados no comprenden qué es su especie? ¿No conoce el campesino los bueyes que utiliza? ¿No se informa el pastor de la naturaleza de sus ovejas? Y vosotros los que utilizáis, y decís al hombre que lo guardáis y conducís, ¿Os tomáis el trabajo del campesino por sus bueyes?

¿Tenéis asimismo las preocupaciones que tiene el pastor por sus ovejas? Vuestra sabiduría ¿Es el conocimiento de vuestra especie, y vuestra bondad la bondad del pastor ilustrado del pueblo? Conocer lo que el hombre es, lo que necesita, lo que te eleva y le deprime, lo que le fortifica y le debilita, es una necesidad, tanto para los pastores de los pueblos como para el habitante de la más humilde cabaña”.

 

DETERMINACIÓN

No conozco en el mundo a muchas personas que como AMLO  hayan dedicado de manera tan directa su empeño y esfuerzo  por tener un afán de poder y que  este les demandara y ellos diesen lo necesario para obtenerlo, la campaña de Andrés Manuel cierto, abarcó de menos visiblemente 12 años o 18 si consideramos que desde su inicio en el Gobierno del D.F. en  el año 2000 como lo señalé antes su empeño estaba en continuar a la presidencia de la República. 

Su ir y venir recorriendo más de una vez ya los más de 2000 municipios del país, su tenacidad al mantenerse en las plazas públicas aun con 20 o 30 personas,(recuerdo haber estado una noche en Santa Eulalia con no más de 37 personas al arranque de un mitin)  retomando el camino después del despojo del 2006  y resurgir hasta tener la vigencia que tiene hoy de llenar no solo plazas, sino corazones de esperanza en un país que, digámoslo sin ambages, le fue entregado y vive aún en pedazos, así que la tarea no es sencilla, dardos vigentes como el de la violencia, la corrupción y el revanchismo reclaman el antídoto del entendimiento, la información y de verdad la educación,  que entendámoslo o no,  él se propone cada mañana compartiendo experiencias  de la realidad que se vive nacionalmente con un pueblo ávido de saber,  buscando explicar qué pasa realmente con el hogar convulso que hemos habitado ya por años de nombre México.

 


LA LUCHA APENAS COMIENZA

Por espacio debo dejar aquí esta primer aparte del análisis no sin invitar a todos los mexicanos de buena fe, que somos los mas, a  actuar de manera buena y noble como este Presidente Pedagogo nos pide hacerlo en este México de todos, la tarea de educar para transformar es ardua y no puede él estar solo en ella, TODOS TENEMOS QUE PARTICIPAR. (Continuará).

Power Gym