El Petro

query_builder 8 de enero de 2018
Chihuahua, Chih.

“El oro circula porque tiene valor, pero el papel moneda tiene valor porque circula”

Karl Marx (1818-1883)

Un sistema corrupto como el que padecemos en México, desde hace muchos años, se sostiene de muchos pilares, unos visibles y otros invisibles, ejemplo de pilares visibles son: el control de los organismos electorales como el INE, tribunales electorales, de Justicia, sistemas de persecuciones de delitos, administración de Justicia, etc. – hay honrosas excepciones – todo esto selectivo, en función no de la Constitución, ni los derechos que en ella se reconocen, sino en función de una élite, que se auto perpetua en el poder, para su propio beneficio, uno de los pilares invisibles de un sistema corrupto, es su sistema monetario y financiero, que tiene como base el dólar.

A fines de la Segunda Guerra Mundial, en Bretton Woods, USA, convocados por Estados Unidos, se reunieron representantes financieros de 44 naciones, para regular el sistema monetario y financiero internacional, con el fin de facilitar el movimiento de capitales de un país a otro, haciéndolas libremente convertibles entre sí, por supuesto todo basado en el patrón dólar oro, estos acuerdos tardaron 14 años en llevarse a la práctica, y fue hasta finales de 1958, cuando todas las monedas de Europa, llegaron a ser libremente convertibles.

De 1948 a 1971, era legalmente posible acudir a un banco en Estados Unidos y cambiar cierta cantidad de dólares por cierta cantidad de Oro metálico, físico, no en documentos. En 1971, el gobierno de Richard Nixon, en forma unilateral, decide que el dólar ya no sería libremente convertible en Oro, este acuerdo fue impuesto a los 43 países que conformaron el acuerdo de Bretton Woods, incluyendo México.

De 1971 a la fecha, los principales bancos de Estados Unidos, todos privados unidos en la Reserva Federal, emiten dólares basados en la confianza y no en Oro, ni en ningún activo físico, con eso han comprado medio mundo, y lo siguen haciendo, con ciertas restricciones, ante el creciente poderío económico y financiero de otros países, principalmente China.

En el año 2008, se desata una de las crisis financieras más importantes de los últimos 100 años, por coincidencia, o porque así fue planeado por instituciones financieras, con el suficiente poder para hacerlo, surge en el año 2009 la criptomoneda bitcoin, la leyenda cuenta que un personaje, con nombre de protagonista de novela asiática: Satoshi Nakamoto, creó el bitcoin, la BBC publicó una video entrevista en la que el supuesto japonés, en realidad es australiano, ante la pregunta de que si él era Satoshi Nakamoto, el australiano Craig Steven Wright contestó: “Soy la mayor parte de él, otras personas me ayudaron”, cierta o no esta leyenda del origen del bitcoin, lo que sí es incuestionable, es que en la historia monetaria de la humanidad, no existe una moneda que haya tenido el crecimiento astronómico del bitcoin, de valer centavos de dólar, en unos cuantos años pasó a casi 20 mil dls. ¿Qué respalda el bitcoin? Nada, igual que el dólar, solo la confianza de quien lo compra, el conjunto de criptomonedas que actualmente son más de 1,000, tienen un valor en el mercado traducido a dls. de 600 mil millones de dls., es un valor similar al de las empresas más grandes de mundo, como la Norteamericana Apple y la China Alibaba.

Es en este contexto, que Nicolás Maduro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, anunció en Diciembre pasado, que pondría en circulación la criptomoneda: EL PETRO, en este caso, respaldada por las reservas del estado venezolano, de petróleo, gas, oro y diamantes.

Vale recordar que Venezuela posee las reservas petroleras certificadas más importantes del mundo: 300 mil millones de barriles de petróleo, y está certificando una de las reservas de oro más importantes del planeta, para confirmar que esta medida va en serio, ya se publicó en el periódico oficial venezolano, que el Campo 1 de la reserva petrolera Ayacucho, es garantía de cada petro que se emita.

Solo este bloque cuenta con 5 mil millones de barriles de petróleo, reservas certificadas por compañías internacionales, al precio actual del petróleo venezolano, de 50 dls. el barril, es un respaldo de 250 mil millones de dls., que es aproximadamente el valor actual del bitcoin, la criptomoneda más importante, por su valor de capitalización.

En algún momento, no muy lejano de nuestra historia económica y financiera, tendremos que liberarnos de la dictadura del dólar, la más invisible de todas las dictaduras, y por lo tanto la más poderosa y peligrosa, por lo pronto es una papa caliente, que ningún candidato a la presidencia de la república quiere agarrar.

Javier Félix Muñoz

Otros artículos del autor: https://www.elheraldodechihuahua.com.mx/columnistas/javier-felix-munoz