El nuevo amanecer, perdido
Sin Retorno

El nuevo amanecer, perdido 28 de mayo de 2019

Luis Javier Valero Flores

Chihuahua, Chih.

La represión a los dirigentes y activistas de los colonos de los alrededores de la caseta Sacramento, así como a algunos dirigentes y funcionarios públicos de Morena, desde todos los puntos de vista inaceptable, reveló, además de las facetas represoras de la actual administración estatal, la terrible ignorancia del gobernador Corral sobre los asuntos públicos.

Entrevistado en Juárez, Javier Corral dijo, luego de lamentar la participación de los de Morena, que arriesgaban a la gente “con la obstrucción de vías de comunicación o el bloqueo de casetas”.

O es ignorancia del gobernante, o miente descaradamente pues los hechos se realizaron exactamente al revés: Sus policías iban a cerrar la brecha abierta por los colonos, en un terreno privado, sobre el cual no existe carretera alguna y en la que el gobierno de Chihuahua no tiene facultad alguna; es el paso abierto por los colonos, que viven, en la práctica, en la ciudad de Chihuahua, y que se oponen, por lo mismo, a pagar tarifa alguna por el uso de la carretera.

No bloquearon la caseta.

El colmo son las declaraciones de los encargados de combatir al crimen en Chihuahua, el Comisionado Aparicio y el Fiscal Peniche, dieron a entender que los colonos están coludidos con el crimen organizado.

¡Se dieron cuenta sólo hasta que sus policías golpeaban a inermes ciudadanos, que pueden ser, según sus palabras, los jefes de los cárteles!

¡Increíble!

¿En manos de quienes estamos?

¿Porqué no trasladan la caseta unos kilómetros más al norte, y ya?

Power Gym