El marasmo de Morena

Reflexiones en Voz Alta

El marasmo de Morena 30 de enero de 2020

Francisco Javier Pizarro Chávez

Chihuahua, Chih.

Morena va de mal en peor. En el lapso de un semestre – del 28 de agosto de 2019 al 26 de enero de 2020– ha entrado en un proceso de descomposición cada vez más agudo.

El marasmo que la Real Academia de España define como “suspensión, paralización, inmovilidad en lo moral o en lo físico” ha hecho mucho daño a Morena.

Todo empezó con la disputa por el control de la Cámara de Senadores entre el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres y Ricardo Monreal, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara alta, que terminó en una reyerta en la que Monreal se impuso.

Se acrecentó tres meses después con la convocatoria del Congreso Ordinario previsto para el 21 de noviembre del año pasado, emitida por Bertha Luján, que esperaba ser electa presidenta de la Comisión Ejecutiva de Morena, la cual se topó con pared. Su acérrima adversaria Yeidckol Polevnsky,  presidenta provisional en funciones, impidió por la vía jurídica que se realizara el Congreso.

En su condición de presidenta provisional impugnó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la legitimidad del  Congreso Ordinario con el argumento de que no se ajustaba a los Estatutos de Morena y la Ley Electoral, ya que el padrón de afiliados de Morena estaba “manipulado y abultado”  pues mientras que el INE tiene registrado un padrón de 319 mil 449 afiliados, la dirección nacional de Morena presentó una lista de 326 mil 102 militantes.

Los magistrados del TEPJF  dieron trámite a la impugnación de Yeidckol Polevnsky  y ordenaron que se  suspendiera el Congreso, lo que Morena acató, más no la depuración de su padrón electoral que el Tribunal le puso como  fecha límite el 29 de enero de este año  

Bertha Luján no se quedó con los brazos cruzados. De nueva cuenta convocó se realizara otro Congreso Extraordinario el pasado domingo 26 de enero en el Estadio de la Magdalena Mixhuca, al que asistieron cientos de delegados de todas las entidades federativas, los cuales por abrumadora mayoría desbancaron a su acérrima adversaria, Yeidckol Polevnsky y eligieron, en sustitución de ella, al diputado Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente provisional de la Comisión Ejecutiva. 

Tampoco Yeidckol Polevnsky lo dio marcha atrás. 

24 horas después de concluido el Congreso Extraordinario se encerró con sus abogados para elaborar otra impugnación ante el TEPJF a la elección de Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente interino en su sustitución, no obstante que se comprometió con una y otra de las que disputan la dirigencia nacional de Morena a sacarla del marasmo “con piso parejo y una actitud unitaria tratando de llegar a los consensos y a todos los acuerdos en lo que sea necesario”.

¿Qué va a pasar?  No se sabe. La disputa por la dirigencia nacional de Morena en los próximos tres años, pone en grave riesgo su participación en las elecciones del 2021 donde se renovará la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 29 congresos locales y alrededor de 2 mil ayuntamientos.

Si bien es cierto que Morena es un movimiento electoral, no menos lo es, que cada vez está más desorganizado y disperso por la confrontación interna entre diferentes grupos o tribus  por su grotesca ambición del poder, riqueza y fama, como lo han demostrado sin pudor alguno los personajes aludidos en esta colaboración de Reflexiones en Voz Alta.

A ello hay que agregar que es un movimiento atado al presidencialismo y el caudillismo no obstante que el presidente les soltó ya las riendas y les tomó distancia por parejo. ’’No soy jefe de partido, ni jefe de grupo, ni jefe de camarillas’’, ha reiterado una y otra vez a las sectas en pugna, las que no entienden que “en 2021 el Presidente Andrés Manuel López Obrador no vendrá en la boleta y la oposición vendrá junta. Todo este show le ayuda a la derecha’’, como bien lo dijo Alejandro Rojas Díaz, también aspirante a presidir a Morena. 

Ninguna de las sectas en pugna han tomado en cuenta que en las elecciones de 2021 también participaran los partidos nuevos que logren su registro, entre los que se encuentra México Libre, encabezado por el ex presidente panista Felipe Calderón Hinojosa y su esposa Margarita  Zavala, Redes Sociales Progresistas, liderada por el yerno y el nieto de la ex lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, el Partido Encuentro Solidario, antes conocido como Partido Encuentro Social, Grupo Social Promotor, basado en maestros del SNTE ajenos a Elba Esther Gordillo y Fuerza Social por México.

Todos estos partidos tienen hasta el 28 de febrero para solicitar su registro, pero será hasta junio cuando el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, defina si fueron aprobados, si las asambleas y afiliación de miembros son válidas y auténticas, pues hasta ahora, los únicos que han logrado realizar las 200 asambleas y a los 233 mil afiliados a cada partido, son Redes Sociales Progresistas y el Partido Encuentro Solidario.  

Veremos y diremos en qué termina todo este merequetengue en que está inmerso  el desvalido Movimiento de Regeneración Nacional que, por lo que se percibe hasta ahora, en vez de apoyar al Presidente y su proyecto de la 4ta transformación, pone a AMLO en un brete tras otro que, si bien no afectan su liderazgo social, ya sea por dolo o ignorancia, le están poniendo la piedra en el zapato a su gestión de gobierno.

Morenos luchen por sus convicciones, no por sus ambiciones. Respeten al Presidente de la República y a los ciudadanos que votaron por ustedes. La democracia real no se circunscribe únicamente a la fórmula electoral  de “un ciudadano un voto’’, que la mayoría de los políticos ven como una  prebenda y no como lo que es… un derecho del pueblo y una obligación de los gobernantes.