COVID Juárez 20210406
Decepción generalizada
Sin Retorno

Decepción generalizada 2 de octubre de 2017

Luis Javier Valero Flores

Juárez, Chih.

A un año de haber derrotado al PRI en toda la línea, el gobernador Javier Corral, casi del mismo modo que Francisco Barrio en 1992, aunque con mayor legitimidad, merced a una extensa oleada de rechazo al gobierno de César Duarte, y por extensión a su partido, las cuentas que entrega el panista Corral no son buenas.

Quizá el principal rasgo que mejor retrata el momento político actual sea el de la enorme desilusión generada por su accionar al frente del gobierno de Chihuahua.

No se trata solamente de la escasa nueva obra pública emprendida, la que, sabíamos, estaría limitada por el enorme endeudamiento heredado de la administración del ballezano Duarte, sino porque no se aprecian los efectos de uno de los mayores compromisos anunciados en la campaña electoral, la de la disminución del gasto público en sueldos y prestaciones de los funcionarios de los primeros niveles.

No ha ocurrido tal y casi se podría asegurar que ocurrió lo contrario. En lugar de asumir un real compromiso con la mayoría de sus gobernados y disminuir drásticamente los salarios de quienes lo acompañan en las tareas de gobierno, ocurrió al revés, la nómina del gobierno del estado fue asaltada, en los primeros niveles, por una inmensa pléyade de panistas.

Es de escándalo ¿Cómo creer que de la noche a la mañana, esposas, hermanos, cuñadas, sobrinos, tíos, concuños y padrinos de los más connotados integrantes del gobierno de los primeros niveles encontraran trabajo en el gobierno de Chihuahua?

Bueno, hasta el mismo gobernador Corral tuvo que salir en defensa de lo indefendible y decir que no había nepotismo porque él los había designado.

No hay diferencia con quienes ocupaban esos mismos lugares en el sexenio anterior.

El primer aniversario llega en uno de los peores momentos de inseguridad que vive la entidad desde el 2013. De continuar la ola homicida como hasta ahora, el presente año seguramente superará a aquel en el número de víctimas mortales y en los índices, pues la cifra rondará arriba de los 50 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Sabemos que el principal componente de la violencia en Chihuahua es, sin duda, el tráfico de drogas, catalizado por las enormes carencias sociales y a una creciente degradación social, todo ello en medio de una gigantesca impunidad, generada por la inmensa corrupción gubernamental, pero el gobierno estatal tiene la principal responsabilidad en el esclarecimiento de los homicidios, es su primigenia responsabilidad.

Y ahí, en este tema que es uno de los más sensibles en materia de seguridad pública los resultados son prácticamente nulos.

Esperábamos que, por lo menos en este aspecto, la procuración de justicia, que depende del gobernador, tuviéramos a la mano resultados tangibles. No los hay, al contrario, las declaraciones del gobernante y de los fiscales de la zona centro y norte reflejan una increíble incoordinación; en tanto que Corral arremete en contra de los alcaldes de Juárez y Chihuahua, por impedir, según él, la coordinación, sus subordinados afirman que sí la hay, vamos, hasta el jefe de la policía municipal de Chihuahua, cuya alcaldesa emergió, también, del PAN, declaró que existe una muy buena coordinación con la policía federal.

Algunas de las palabras del gobernador Corral retratan mejor la situación. Ante la petición de la alcaldesa Maru Campos, de Chihuahua, para que la policía estatal coadyuvara en el patrullaje de las calles, Corral respondió: “… El patrullaje corresponde a la Policía Municipal, no es de la Policía Estatal, ni Ministerial la labor de patrullaje…”. (Nota de la redacción, El Heraldo de Chihuahua, 29/IX/17).

¿Y entonces?

Reflejo del fracaso de la actual administración son, hasta las encuestas realizadas para medir su desempeño. En una de ellas, solicitada por el gobierno estatal, Corral salió reprobado, con una calificación que apenas rebasa el 5, de una tabla del 1 al 10.

La caída es monumental, luego de emerger como un candidato triunfador y someter al PRI a la peor de sus derrotas, los yerros, las incertidumbres, las mentiras de quien ocupa la silla principal de Palacio lo han llevado a la actual situación.

[email protected]; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF

Luis Javier Valero Flores

Director General de Aserto. Columnista de El Diario