Chávez Marín, lector fallido de Christopher Domínguez Michael (La infamia en contra de Alicia de los Ríos y de la guerrilla mexicana)

Chávez Marín, lector fallido de Christopher Domínguez Michael (La infamia en contra de Alicia de los Ríos y de la guerrilla mexicana) 24 de septiembre de 2019

Leonardo Meza Jara

Chihuahua, Chih.

En la edición de marzo de 1996 en la revista “Vuelta”, Christopher Domínguez Michael escribió un artículo para descalificar la labor de Carlos Montemayor en el impulso a la literatura indígena. Aquel artículo llevaba por título “Lengua nonata o lengua muerta de Carlos Montemayor”. En ese texto que no vale mucho la pena comentar, Domínguez Michael defiende la postura de los “grandes autores” de occidente y minusvalora la literatura y las lenguas indígenas. Al descalificar a la literatura indígena y al activismo de Carlos Montemayor en su impulso, la postura del ensayista de la revista “Letras Libres” quedó convertida en un despotismo eurocentrista, que puede ser debatido con facilidad haciendo uso de las tesis de la teoría poscolonial producida en América Latina.

De 1996 a la fecha, la literatura indígena en México y en América Latina se ha ganado un lugar en el reconocimiento de la crítica literaria y de la academia. Los juicios aventurados y desbocados de Domínguez Michael contra la literatura indígena y Montemayor, cayeron por su propio peso.

En aquél artículo, Domínguez Michael demostraba ya la visceralidad que puede tener su pluma en contra de los intelectuales y activistas de la izquierda en México. Al leer los ensayos de Domínguez Michael, se puede seguir una ruta en la que ocasionalmente lanza dardos envenenados en contra de las causas y los hombres de la izquierda en México. En este autor hay una aversión manifiesta hacia la izquierda mexicana socialista, comunista, guerrillera, indigenista, etc. Bajo esta lógica se lee el ensayo que Domínguez Michael escribe sobre José Revueltas en el libro “Tiros en el concierto. Literatura mexicana del siglo V” (1999). Si Domínguez Michael escribe sobre Revueltas, lo hace para denostar a la izquierda mexicana.

Recientemente, Domínguez Michael escribió un artículo para descalificar a la guerrilla mexicana y a quienes tienen enraizadas sus vidas en este momento trágico de la historia (“Paradojas guerrilleras”, revista “Letras Libres”, 23 septiembre 2019). En este artículo, la estrategia argumentativa es una denostación “in crescendo” en contra de la guerrilla. Esta forma de argumentar es muy similar a la que el autor emplea en el artículo que escribió 23 años atrás en contra de la literatura indígena y de Montemayor.

En Chihuahua, el escritor Jesús Chávez Marín usa un extracto de este último artículo para descalificar en las redes sociales a la labor realizada por Alicia de los Ríos, como activista e historiadora. Chávez Marín se monta en la visceralidad de Domínguez Michael para denostar a la académica que labora en la Facultad de Filosofía y Letras de la UACH. La frase que Chávez Marín extrae del texto de Domínguez Michael, refiere: “la incongruencia en el activismo de los historiadores aficionados incrustados en el régimen.” La operación de extractivismo intertextual que realiza Chávez Marín para descalificar a Alicia de los Ríos es un desacierto.

¿Qué quiso decir específicamente Domínguez Michael con esta frase? ¿Es válido que Chávez Marín use esta frase para descalificar a la activista e historiadora Alicia de los Ríos? La frase de Domínguez Michael es generalizante y vaga, en ninguna parte del artículo se refiere específicamente con nombres a los presuntos “historiadores aficionados” en su “activismo” en el ”régimen” de la 4T. Tampoco se citan las obras de estos presuntos “historiadores aficionados”.

Resulta que esta frase envenenada está dirigida al mismísimo López Obrador, a quién Enrique Krauze en un artículo también publicado en la revista “Letras Libres”, refirió de la siguiente forma: “De no haber sido político, López Obrador habría sido historiador. Lo ha sido en sus tiempos libres…” (“El presidente Historiador”, enero de 2019). Implícitamente, Krauze afirma que López Obrador es un “historiador aficionado.” La frase cifrada de Domínguez Michael es una descalificación, también implícita, de López Obrador, un presunto “historiador aficionado” que ha emprendido un significativo “activismo” desde la presidencia en el “régimen” de la 4T.

Más allá de la visceralidad que se identifica en la publicación de Chávez Marín en contra de la activista e historiadora Alicia de los Ríos, se puede afirmar que el autor de “Aventuras de coctel” es un mal lector, no por el hecho de leer a Domínguez Michael, sino porque no supo interpretar lo escrito por este autor en el artículo que escribe en contra de la guerrilla mexicana. Chávez Marín descontextualiza la frase de Domínguez Michael y la usa para atacar a Alicia de los Ríos. Más allá de la equivocación, lo que se deja ver es el peso de una infamia que recurre al ataque personal sin evidencias ni argumentos suficientes.

Power Gym