Feliz 2023
Cambios en el gabinete estatal: aciertos y preguntas

Cambios en el gabinete estatal: aciertos y preguntas 17 de enero de 2023

Hernán Ochoa Tovar

Chihuahua, Chih.

“La democracia es el abuso de la estadística”: Jorge Luis Borges.

El tema que se hizo tendencia durante gran parte del día de ayer, fue el de los eventuales cambios de ciertos perfiles en el gabinete de la gobernadora María Eugenia Campos. 

Aunque, desde semanas atrás, cobraba fuerza el rumor del relevo del Fiscal Estatal (a la sazón Roberto Fierro, quien hasta el día anterior ocupó dicho encargo), hasta ayer pudieron materializarse con claridad. 

Y, salvo algunos casos, que otorgan más respuestas que preguntas, puedo esgrimir que gran parte de las modificaciones, realizadas a casi un año y medio de que Campos tomó posesión, pueden considerarse adecuadas.

En este tenor, comenzaré analizando cada uno de los perfiles y sus posteriores relevos. 

Primeramente se anunció la salida de Roberto Fierro Duarte de la Fiscalía Estatal; nominándose para sustituirlo a quien ocupó la Secretaría General de Gobierno hasta un día atrás: César Jáuregui Moreno. Empero, el ex Fiscal Fierro no saldrá de las gabinete con las manos vacías; sino que recalará en Palacio de Gobierno, pues la gobernadora Campos ha decidido hacerlo su Secretario Particular y Jefe de Oficina.

A este respecto, considero que las modificaciones propuestas resultan idóneas. Esto porque, visualizando el currículo del Lic. Fierro, creo que él tiene una experiencia notable en diversas áreas del conglomerado jurídico. 

Sin embargo, no es un especialista en cuestiones punitivas o penales, no obstante se haya desempeñado en dichas áreas en diversos momentos de su trayectoria. Por lo tanto, se entiende que, al frente de la Fiscalía Estatal haya hecho su mayor esfuerzo por dar resultados; pero al vislumbrarse los complejos sucesos del CERESO Número 3, en los cuales la política de seguridad se vio resquebrajada, era claro que la máxima entidad de procuración de justicia en la entidad requería un golpe de timón, motivo por el cual, considero que este relevo se hace en tiempo y forma, pues su posición ya denotaba desgaste. 

Aun así, su designación como particular de la gobernadora me parece un acierto, pues ya había ocupado una posición semejante en el pasado reciente (específicamente durante el paso de Maru Campos por la Alcaldía) y probablemente en esa área sí pueda realizar un trabajo más decoroso. El tiempo me dará la razón o me contradirá al respecto.

Mientras tanto, la nominación del ex Secretario de Gobierno, César Jáuregui Moreno, para ser quien tome la estafeta de la Fiscalía –convertida en una especie de “papa caliente”- me parece idónea. 

A pesar de su perfil político en detrimento del policial, vislumbro que alguien con las tablas de Jáuregui conoce el sistema de cabo a rabo. Y con su experiencia podrá moverse bien en las pantanosas aguas del mundo judicial y punitivo. Quizás su bemol es la proximidad que ha mostrado a lo largo de la última década con la hoy gobernadora, Maru Campos; no obstante, se ha perfilado como alguien respetuoso y conciliador, motivo por el cual opino que se le debe otorgar el beneficio de la duda. 

Si existiesen claroscuros, será el Congreso del Estado el que tendrá la ocasión y la oportunidad de dilucidarlos en tiempo y forma, pues su ratificación depende de la voluntad expresa del Legislativo Estatal. Y, aunque la tradición dicta que las propuestas del gobierno pasan sin ambages en el Congreso, veremos si se da en una sesión tersa o si amerita una larga y sinuosa deliberación en torno a ello.

Por otro lado, el arribo de Mario Vázquez (ex coordinador de los diputados del PAN y ex Presidente del CDE del PAN) me produjo contrariedad de inicio. Esto porque Vázquez es un político de larga data, quien se ha desempeñado tanto en comisiones rurales como urbanas. 

No obstante, no le conocía experiencia en torno a obras públicas, aspecto medular en alguien nominado para ocupar dicha posición. Empero, al revisar su currículo, esgrime que cuenta con estudios de Ingeniería Civil en la UACH y ha desempeñado dicho ámbito en la iniciativa privada. Bajo esa tesitura, quizás el Ing. Vázquez tenga que desempolvar sus conocimientos de la universidad; pero no es un bisoño que llega a ocupar un cargo de relevancia. 

Ojalá tenga éxito, pues, hasta el día de ayer ocupó dicha cartera Carlos Aguilar, quien, al parecer, no estuvo a la altura de las circunstancias no obstante haber ocupado la misma cartera a nivel municipal durante la gestión de Maru Campos como alcaldesa (2016-2021). Esperemos que el Ing. Vázquez le otorgue a la dependencia el dinamismo del que hasta ahora ha carecido.

Sin embargo, hay una nominación que, si bien no me preocupa, sí me deja pensando. Y es que el gobierno del estado prescindió de los servicios de Ignacio Galicia –un panista con una larga hoja de servicios- y en su lugar fue nombrada la diputada con licencia, Carla Rivas. 

Visualizando el hecho en su conjunto, quizás Rivas pueda darle a la dependencia en mención el dinamismo y el punch necesario, pues, Galicia no destacó mucho y su desempeño tuvo gran grisura, no obstante su relevancia en el organigrama. Rivas, en tanto, ha demostrado compromiso y ganas de trabajar en su paso por la diputación local. 

Al parecer, fue una buena gestora y eso podrá serle de utilidad en su paso por la relevante Secretaría de Desarrollo Humano e Inclusión (lo que antes fuese Desarrollo o Fomento Social), pues, en esta dependencia las gestiones y el contacto popular están a la orden del día; máxime, por el acercamiento que posee con los sectores más vulnerables de la sociedad. Empero, preocupa que su experiencia política es escasa. Espero que no llegue a la secretaría a aprender, aunque creo que la diputación le brindó buenas tablas y una comunicación estrecha para con su electorado.

En tanto, un movimiento relevante –que celebro- es el realizado en la Secretaría de Educación y Deporte. 

Esto porque, aunque el Lic. González Mocken demostró capacidad de trabajo y administración, misma que ya tenía desde su paso por el Ayuntamiento de Juárez y la UACJ; creo que la Dra. Sandra Gutiérrez, quien lo sustituirá, tiene el doble de experiencia en la materia, pues aparte de la experiencia teórica posee la práctica, pues se ha desempeñado en una multiplicidad de encargos en el organigrama educativo de acuerdo a su hoja biográfica, destacando, entre los más recientes, la propia Subsecretaría de Educación (2019-2020) y la Dirección de Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECH) (2021-2023) ¡Ya era hora de que se nombrara a un experto en la materia al mando de la educación estatal! ¡Enhorabuena! Espero sepa enfrentar los desafíos educativos de la comarca –que son muchos y complejos- con pleno éxito.

Finalmente, sí me hace un poco de ruido que se hayan llevado a Santiago de la Peña a la Secretaría General de Gobierno. Aunque ha sido un buen operador a nivel municipal, siendo el segundo a bordo del Alcalde Marco Bonilla, nunca se había visto que un Secretario del Ayuntamiento diera un salto cuántico hasta la Secretaría de Gobierno. 

De hecho, se habían visto casos inversos (como el del finado ex Presidente Municipal, Ramiro Cota, quien, de ocupar la SEGEGOB pasó a la alcaldía de Chihuahua), pero nunca un cambio de tal magnitud. 

Y, el estado tiene retos crecientes, más allá de la propia ciudad. Además, con un movimiento de este envergadura, prácticamente el PAN le entregó la segunda posición en importancia al tricolor, hecho inédito en la historia de Chihuahua y el país, pues ¿acaso no existen panistas con la trayectoria y la relevancia como para ocupar dicho encargo? Aunado a ello, se rompe un paradigma, pues, hasta ayer, los gobiernos panistas habían nominado a uno de los suyos, curtido en la tradición, para ocupar la posición inherente a la gobernabilidad, destacando a: Eduardo Romero (1992-1998), César Jáuregui Robles (2016-2019), Luis Fernando Mesta (2019-2021) y César Jáuregui Moreno (2021-2023) 

¡De la Peña es el primer priista en gobierno panista! ¿Será que la coalición ahora sí tomó mayor relevancia –hasta ahora los priistas ocupaban cargos menores en el gabinete legal y ampliado-? 

Se queda a la reflexión de los lectores y de los ciudadanos.

Como cereza en el pastel, mencionaré lo siguiente: los cambios son acertados en mayor medida. Ojalá rindan frutos por el bien del estado, y veamos un rumbo claro en los tiempos venideros. Hago votos.

Hernán Ochoa Tovar

Maestro en Historia, analista político.