Bajan recursos de seguridad a municipios, se elevan homicidios
Sin Retorno

Bajan recursos de seguridad a municipios, se elevan homicidios 13 de enero de 2020

Luis Javier Valero Flores

Chihuahua, Chih.

De acuerdo con una investigación periodística, en la que se confrontaron las sumas destinadas a la seguridad pública en los municipios (a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública -FASP- y el Programa para el Fortalecimiento para la Seguridad {Fortaseg} —antes conocido como Subsemun—) y las cifras de homicidios cometidos, existe una correlación más que directa: A mayores cifras empleadas, menor la incidencia delictiva.

Más aún, a pesar de la elevada concentración de los hechos violentos (Tres entidades concentran el 34% de los homicidios y 10 estados poco más del 64%) no ha habido, hasta la fecha, una estrategia diversificada, que ponga énfasis en estas entidades -no más del 40% del total de ellas- cuyos resultados llevarán al abatimiento del total nacional de las cifras homicidas.

Por otra parte, dentro de las mismas entidades con mayores índices violentos, en los municipios que concentran las cifras mencionadas, ocurre exactamente el mismo fenómeno.

Al hacerse una comparación, entre el número de averiguaciones realizadas en el período enero-junio de cada año, de homicidios dolosos, advertimos una estrecha correlación entre a mayores recursos destinados a los municipios y la correspondiente disminución de las averiguaciones previas realizadas por este delito.

Así, en el ámbito nacional cuando los recursos de los programas destinados a los municipios, estrictamente etiquetados para la aplicación en la seguridad pública, pasaron de 11 mil 827 millones de pesos (mdp) a 12 mil 191mdp, -entre 2012 y 2013- las averiguaciones por homicidios disminuyeron de 10 mil 898 a 9,361. 

Lo mismo sucedió al año siguiente 2014, los recursos ascendieron a 12 mil 654 mdp y las averiguaciones bajaron a 8 mil 34.

Al año siguiente (2015), aumentó el presupuesto a 13 mil 84 mdp y los expedientes nuevos se mantuvieron en 8 mil 89.

Las cosas cambiaron en 2016. Las partidas bajaron a un total de12 mil 465 mdp y las averiguaciones se dispararon a 9 mil 299. 

Igual ocurrió en 2017, cuando los recursos bajaron a 12 mil mdp y los crímenes investigados aumentaron a 12 mil 227. En 2018 se mantuvieron en la misma cantidad los recursos, pero las carpetas de investigación se elevaron a 13 mil 985.

Y el año anterior, las partidas presupuestales a los municipios bajaron sensiblemente, al destinar solamente 11 mil 219 mdp. En 2019 alcanzamos la cifra histórica de 14 mil 603 averiguaciones por homicidios dolosos.

Recuérdese que las cifras se refieren, solamente, a las carpetas de investigación o averiguaciones previas abiertas en los períodos de enero a junio de cada año.

No son menores los recursos empleados a través de dos fondos federales, mediante los cuales el gobierno federal transfiere cuantiosos recursos, los que en 2019 llegaron a los 11 mil 219 millones de pesos y que en el período 2012-2019 llegaron a los “casi 100,000 millones de pesos los transferidos por la federación a través de fondos a los estados y municipios del país, para afrontar los retos en materia de seguridad pública en los últimos ocho años. Sin embargo, pocos son los recursos que llegan a las localidades que muestran mayores tasas de violencia”. (Nota de Héctor Molina, El Economista, 14/VIII/19).

Otro aspecto preocupante es el hecho de que en las asignaciones del Fortaseg, se observa que municipios con tasas históricamente altas de asesinatos no han recibido recursos provenientes de este fondo dirigido al fortalecimiento de las capacidades de seguridad.

“Este es el caso del municipio de Guadalupe Distrito Bravos, en Chihuahua. Dicha alcaldía, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre el 2008 y el 2017 registró la tasa más alta de asesinatos para un municipio en todo México, con 213.5 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes”. (Ibídem).

A pesar de cifras tan altas, ese municipio no llena los requisitos de elegibilidad publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), consistente en que los municipios receptores de esos recursos deben con al menos 100 mil habitantes. “En el caso de municipios fronterizos, este requisito baja a 50,000. De acuerdo con el Inegi, hasta el 2015, Guadalupe tenía 5,272 habitantes”. (Ibídem).

[email protected]; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF