¡Arriésguese!
Sin Retorno

¡Arriésguese! 19 de agosto de 2021

Luis Javier Valero Flores

Chihuahua, Chih.

Presto a reforzar al presidente López Obrador en todas sus afirmaciones, enfoques, conductas y posturas frente al manejo de la pandemia, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, declaró que los niños sólo serían vacunados si tuvieran riesgo alto por Covid-19 y científicamente se probara que es necesario hacerlo.

"En el caso de que se presentaran una situación de gravedad, pues actuamos de inmediato. Si científicamente se demuestra que es necesaria y de utilidad la vacuna para niños, vamos a la vacuna".

"¿Se necesita o no vacunación en menores de edad? Es una respuesta científica válida y necesaria. Vacunar a los menores de edad se ampararía en dos propósitos: si tuvieran un riesgo alto pudiese ser que necesitaríamos protegerlos. Afortunadamente, el sector poblacional no tiene riesgo alto, es de una magnitud sumamente limitada".

López Gatell aseguró que “son minoritarios los casos de coronavirus entre menores de 18 años” y dio el dato de que "al cierre de hoy, menos del 1.6 por ciento (de hospitalizados) son menores de 18 años”, cifra que reforzó Elizabeth García Vilchis, la funcionaria responsable del programa de “¿Quien es quién en las mentiras” que semanalmente, los miércoles, presenta el presidente López Obrador en la conferencia mañanera.

García Vilchis afirmó que una cifra semejante de menores de 18 años son los hospitalizados en el IMSS a causa del COVID 19, el 2%.

Se equivocan ambos funcionarios al no evaluar cual sería el panorama con el regreso a clases presenciales -de aproximadamente 39 millones de estudiantes- pues el problema es que ese porcentaje de enfermos por la pandemia, de menores de edad, es el arrojado en las actuales condiciones, que cambiarían drásticamente al momento de incorporar a la totalidad de los estudiantes a sus escuelas de manera presencial.

Inmersos en la terquedad a descalificar a como dé lugar a los críticos, a quienes opinan lo contrario al gobierno o a sus adversarios políticos, los López (Obrador y Gatell) reaccionan de bote-pronto a las críticas, sin razonar -o sin aportar los datos que sustenten sus posturas- y en el tema de la posibilidad de que se eleven los contagios en los menores de 18 años, a causa del regreso a clases, no han sido capaces de mostrar las proyecciones que debieran dar a conocer acerca del porcentaje esperado de la elevación por esa causa.

Igualmente, debieran decirnos en qué medida se incrementarían las hospitalizaciones y los fallecimientos que le dieran sustento a los dichos presidenciales en el sentido de que debiéramos “correr riesgos” al enviar a los niños a la escuela.

Pero el encargado del combate a la pandemia es reacio a aceptar todas las evidencias científicas levantadas en el resto del mundo, que los obligaría a modificar sus conductas y posturas frente a la pandemia, y los temas de la elevación de los contagios por el regreso a clases presenciales y el de la viabilidad de la aplicación de la tercera dosis, son dos de los temas centrales que determinarán el curso de la pandemia en los próximos meses en el país.

López Gatell negó la existencia de evidencias acerca la efectividad del refuerzo de la vacuna contra el coronavirus, a pesar de que el gobierno norteamericano ya anunció que en septiembre iniciará su aplicación en los mayores de 60 años que residan en los asilos.

"Seguimos monitoreando, si apareciera evidencia científica clara, contundente, que se reduce la potencia de las vacunas, eso nos podría llevar a otra decisión, pero hasta ahora no ha ocurrido”, dijo, terco, el subsecretario de Salud.

¿Porqué desestimar una información que proviene de los EU, el país que ha determinado la aprobación de las vacunas en México y que se ha significado por ser en estos momentos uno de los líderes en la investigación de todos los aspectos de la pandemia?

Sirva la comparación: En tanto que el órgano norteamericano encargado de aprobar los fármacos se tardó varias semanas en aprobar las vacunas Pfizer, Jansen y Moderna, la Cofepris mexicana se tardó escasos dos días en aprobar la primera y la última bastó que tuviera la certeza de que sí llegarían a México para que en semejante lapso se aprobara.

Ah! ¿Eso sí, pero la tercera dosis no?

¡Cuánta incongruencia! ¡Cuántas vidas nos costará tal terquedad e ignorancia!

Una más.

Ahora anunciaron que “pronto se verá el declive de la tercera ola de contagios”, lo hicieron justamente al fin de la temporada vacacional (y no son pocos los viajeros) y cuando se iniciarán las clases. 

¿Cómo se puede pronosticar tal cosa si la movilización de la sociedad se elevará a niveles que no hemos tenido desde marzo del año pasado?

¿Cuántos muertos nos costarán estos desaciertos?

asertodechihuahua@yahoo.com.mx; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF

Luis Javier Valero Flores

Director General de Aserto. Columnista de El Diario