¡Mariguanos: Uníos…!

query_builder 5 de noviembre de 2018
Chihuahua, Chih.

El título de esta colaboración editorial es una parodia del lema político de Karl Marx y Friedrich Engels: ¡Proletarios de todos los países, uníos!, inserto en el ‘Manifiesto del Partido Comunista’ y una de las consignas más representativas del comunismo a nivel internacional.

En días pasados, los ministros de la Primera Sala de la ‘Tremenda Corte’ declararon inconstitucionales diversas porciones normativas de la Ley General de Salud (LEY) que establecían la prohibición absoluta de la cannabis. Este novedoso criterio “posibilita a cualquier ciudadano el cultivo, posesión, transporte y consumo de mariguana con fines recreativos, mediante un permiso del Gobierno federal”.

El argumento de los ministros pro-mariguana fue en el sentido de que “esta prohibición es una medida desproporcionada que viola los derechos humanos de la dignidad, propia imagen, libertad personal y también el derecho a la salud porque el autoconsumo privado no daña a terceros”.

La inconvencionalidad de las porciones normativas de la Ley tienen un límite: los consumidores no podrán vender ni distribuir a terceros la mariguana que cultiven. Este precedente jurisprudencial “no constituye la legalización de la producción, transporte ni otros actos relacionados con el enervante porque se trata de un asunto que invalida disposiciones legales de orden administrativo y no penal”.

En otras palabras, para sembrar plantas de ‘mariguana casera’, los ciudadanos debemos promover un procedimiento administrativo para obtener una autorización sanitaria para sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer mariguana, así como también adquirir legalmente la semilla para fines recreativos.

Obviamente, la COFEPRIS habrá de negar el ‘permiso mariguanero’; y por lo tanto, deberá promoverse un juicio de amparo para que, con sustento en la tesis aislada “contraria al prohibicionismo absoluto”, la Justicia Federal nos conceda el permiso anhelado. Imagínese amable lector, los amparos que serán promovidos por los miles de mexicanos (incluido su servidor) en los próximos días.

Así las cosas, las próximas fiestas decembrinas tendrán un olor a la ‘verde’ Y lo digo, porque la exministra de la ‘Tremenda Corte’ y hoy senadora, Olga Sánchez Cordero, ya declaró que “prepara una iniciativa de ley encaminada a regular el uso recreativo de la mariguana… La propuesta de ley, estará encaminada a normar la producción, comercialización y distribución de la cannabis”.

El lema del ‘mariguanismo’ morenista será: “nosotros vamos caminando hacia la regularización del uso, no solamente medicinal, sino el uso recreativo o recreacional de la mariguana. Y lo digo de corazón: lo festejamos. La Corte está sentando un maravilloso precedente para que caminemos en ese rumbo, en esa vía”.

Por su parte el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados aceptó que los legisladores federales avalarán la propuesta de Sánchez Cordero: “La Corte sienta un precedente para que pueda trasladarse ese criterio y que demos un gran paso en materia de regulación, para permitir el consumo lúdico de la mariguana, a partir del auto-cultivo para consumo personal”.

Y la ‘euforia mariguanera’ se da mucho antes de que se autorice el consumo generalizado de la ‘verde’. Inclusive, el gobernador de Jalisco, se pronunció en el mismo sentido: “Es momento de cambiar la lógica, porque lo que mata a nuestros jóvenes es el trasiego, no el consumo. Acabemos con los tabús: ¡legalización ya!... Jalisco seguirá teniendo un Gobierno y un Congreso progresista, que sirva de ejemplo nacional en la ampliación de derechos y libertades”.

A mi parecer, de nueva cuenta, la moda derechohumanista ha trastocado las reglas de la convivencia social. So pretexto de una inexistente afectación a la dignidad humana y a la libertad personal, se autorizó el cultivo y consumo de una planta con propiedades psicoactivas.

No dude usted, de que en pocos años, los morenos autorizarán el libre consumo de plantas alucinógenas… ¡Amor y Paz!