Aserto en el sexenio de Duarte